Con la marca de un felino, Saúl “El Jaguar” develó sus huellas

Mexico, 2015-09-09 10:56:05 | María Vega

CORTESÍA DE JESÚS TEPEPA
FOTOS: ÓSCAR RAMÍREZ
EN este misterioso camino de la vida hubo, hay, habrá enigmas sin fin… ¿quién o qué determina una posteridad? tal vez ese inolvidable a través de los tiempos… quizá aquellos del hoy sin pensar en un ayer o mañana…
El caso es que Saúl, llamado Jaguar, engruesa la lista de los convocados a plasmar las huellas de sus manos en bronce; eso quiere decir que ha pasado a ese estatus de perenne, solamente el transcurrir de las épocas dictaminarán.
“No pues ¿qué puedo decir? ni en sueños me imaginé algo como esto, mucho menos estar al lado de gente tan grande, tan importante, yo soy apenas un cantante del pueblo, pero me siento muy agradecido y feliz de esta distinción”.
El señor Alarcón tiene legiones de seguidores, según se pudo observar.
“Es gracias a toda esta linda gente que se logran cosas, no es nada más uno y ya, porque nosotros cumplimos con mucho cariño al subir a cantar, pero el público es quien nos hace o nos deshace, ellos nos colocan o nos olvidan, así de fácil”. En el género hay diversos intérpretes con trayectorias respetables.
“Apenas voy comenzando, me falta mucho para ser un artista consagrado o consolidado, eso es cosa de muchos años, ojalá pueda hacerlo, ¿verdad? Porque no es sencillo, hay muchos compañeros con mucha calidad que ya tienen más tiempo”.
El folklore nacional en ocasiones parece olvidado, al igual que lo vernáculo, sin embargo lo llamado popular o regional goza de buena salud.
“Eso es cosa del gusto entre la gente, el mariachi es muy bonito, todo lo nacional es hermoso, si el público nos ha favorecido con su gusto se agradece ¿verdad? pero todos somos mexicanos y nos sentimos orgullosos de lo que hacemos”. He ahí unas manos más.