En la vuelta a España, Tom Dumoulin abre la muralla

Mexico, 2015-09-11 20:53:11 | Alfonso Ruiz

ESPAÑA (EFE).- El holandés Tom Dumoulin dio un pequeño pero significativo golpe a la Vuelta a España con un ataque en el adoquinado que sube a Ávila junto a sus imponentes murallas, que se abrieron ante el poderío del maillot rojo, firme en la defensa del liderato hasta el punto de endosar unos segundos a sus rivales directos.

Una acción que se produjo un cuarto de hora después de que el francés Alexis Gougeard (Ag2r), de 22 años, se plantara en meta como ganador de la decimonovena etapa, que unió Medina del Campo y la capital abulense. Fue el mejor de una escapada de 24 hombres que animaron la jornada.

Por detrás del ciclista de Rouen la fiesta era otra. Dumoulin se erigió en protagonista, se la jugó y avanzó en el objetivo de suceder a Joop Zoetemelk, el último holandés glorioso, ganador de la Vuelta 79 y del Tour 80. Un pasito en el tiempo: 3 segundos a Aru y 9 a Purito Rodríguez, Quintana, Majka y Valverde; pero una gran zancada en lo moral.

Dumoulin, de 24 años, se vino arriba en cuanto entró en el adoquinado. Fue él quien atacó en primera persona a 1.800 metros de meta, impulsado por el ganador de la San Remo y la París Roubaix, el alemán John Degeenkolb. Casi nada. Fuerza bruta contra los rivales ultraligeros que poco a poco cedieron ante el acelerón del corredor de Maastricht.

Luego el gigante que ha firmado 9 etapas en la Vuelta bordó su trabajo en los últimos kilómetros, primero como neutralizador de Alejandro Valverde, que se mostró de un ofensivo casi kamikaze, y luego como lanzador a la hora de atizar a Aru y Purito.

Valverde, “sin nada que perder”, se dio el gustazo de intentarlo hasta que reventó.

Resta la última batalla en la sierra de Madrid. Fuera caretas. Quien tenga fuerzas que lo demuestre hoy en el doble paso por el puerto de La Morcuera, por Navacerrada y Cotos. Para la pequeña historia de la Vuelta quedó el estreno en una grande de Gougeard en su primer año de profesional. Dicen que es una perla del ciclismo francés, y tiempo tendrá de demostrarlo, pues solo tiene 22 años. Y mucho arrojo, pues atacó en la subida a La Paramera y se fue solo a meta.

Hoy, el último asalto por el podio entre San Lorenzo de El Escorial y Cercedilla, un trayecto de 175 kilómetros.