Con una gran actuación de Julio Jones, Atlanta derrota 26-24 a Filadelfia

ATLANTA, Georgia.- Milagrosa fue la jugada del esquinero Ricardo Allen con la que se decidió el primer encuentro de lunes por la noche de la temporada. Como verdadero halcón, Allen se elevó para robarle la gloria a Sam Bradford, la intercepción significó la victoria para Atlanta, que anoche voló más alto que las Águilas de Filadelfia, 26-24.

EL JUEGO
El primer Monday Night de la temporada enfrascó a dos de las ofensivas más explosivas de la liga. Los Halcones liderados por Matt Ryan, Julio Jones y Roddy White ante la plurifuncional de Chip Kelly, quien estrenó mariscal de campo en Bradford.
Ni siquiera el mejor corredor de la temporada pasada, DeMarco Murray, se sintió cómodo en su visita al Georgia Dome.
La primera mitad fue un concierto de aciertos a la ofensiva y defensiva para los locales. Murray fue contenido tras perder cuatro yardas durante la primera mitad y el ataque terrestre de las Águilas que lucía como el aparato más fuerte del equipo, sufrió ante los frontales de los Halcones.
En la vereda de enfrente Julio Jones fue el hombre clave para Atlanta. El receptor aprovechó los descuidos de la secundaria visitante, los castigó en dos ocasiones para touchdown.
Atlanta pintó de negro su escenario, se adueñó del encuentro en las dos partes del juego, Matt Ryan cumplió sin errores. Al medio tiempo 20-3 marcó el tanteador.
Chip Kelly requirió cambiar su ofensiva. Durante el receso, el ex entrenador supo que era necesario darle protagonismo a su backfield. Murray, junto a Ryan Matthews y Darren Sproles regresaron de la lona a Filadelfia.
Todo se conjugó para el regreso de las Águilas, pues controlaron la ofensiva y lograron detener a Ryan en las laterales. El nuevo coordinador defensivo Dan Quinn se limitó a parar el ataque aéreo del local. Sam Bradford también contestó, hiló series largas consumidoras de tiempo que terminaron en puntos a su favor.
DeMarco Murray volvió a lucir como el mejor corredor de la NFL al anotar dos touchdowns consecutivos, en cinco minutos acercó a su equipo a tres tantos (20-17). Filadelfia estaba de nuevo en la contienda. Tres goles de campo pusieron el marcador (26-24) a falta de dos minutos para el final. Con el balón en poder de Bradford, los visitantes tuvieron su última oportunidad. Fue ahí donde la figura de Ricardo Allen apareció. El esquinero cazó el esférico, regalo del receptor Jordan Mathews, el encuentro se definió. Matt Ryan se fue con 298 yardas, dos TD y dos intercepciones. La gran figura por la causa ganadora fue Julio Jones al atrapar nueve pases para 141 yardas y dos touchdowns.
Por las Águilas, el ex corredor de los Cargadores de San Diego, Ryan Matthews se fue con 102 yardas, aunque DeMarco Murray fue el referente, por las dos anotaciones que aportó.

Los Seahawks aplastaron a Minnesota

Bestial exhibición de Seattle que ya se puso 8-5 y con la mira en Playoffs

La defensa de los Osos frena a los Carneros

Apoyados en una defensiva imponente, los Osos de Chicago se llevaron un triunfo de mucho prestigio.

Raiders propinan dolorosa derrota a los Acereros

Los Steelers (7-5) llegaron a tres derrotas seguidas, pero mantienen el control de la División

Dallas vence a las Águilas y se acerca a postemporada

Con su victoria los Cowboys (8-5) consiguieron su quinta de manera consecutiva

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS