“Pollito” Ceja, un campeón letal

Mexico, 2015-09-21 09:43:43 | Redacción ESTO

TEXTO Y FOTOS DE ERNESTO CASTELLANOS G.

JULIO “Pollito” Ceja Pedraza parece tenerlo todo para ser ídolo, para ser la próxima gran figura del boxeo mexicano, y brillar como campeón mundial supergallo del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), corona que acaba de obtener en forma contundente el pasado 29 de agosto en el Staples Center de Los Ángeles, en donde noqueó técnicamente en cinco asaltos al sinaloense y ex campeón del mundo Hugo “Cuatito” Ruiz, en batalla por el título vacante.
Hay un poderoso factor en el que puede apoyarse el “Pollito” para abrirse paso entre los grandes del boxeo: su pegada aniquilante.
No es por nada que su foja profesional consta de 30 victorias, una derrota, y 27 ganadas por nocaut. Apenas tres enemigos le han llegado a la ruta de los diez asaltos. Los demás han mordido el polvo.
Ante el “Cuatito”, otro peleador de altísimo nivel, Ceja mostró de lo que es capaz, ya que se levantó de la lona para noquear a su enemigo, al que le impuso respeto y lo frenó con su durísima pegada. El punch puede llevar a Ceja muy lejos.

DEL BARRIO…
Julio, nacido en Tlalnepantla, reside en uno de los barrios bravos de la zona conurbada del Estado de México, la colonia México 86, en las calles de Francia. Ahí, junto con toda su familia, trabaja a brazo partido en el negocio familiar, la tortillería “Lupita”, que atiende apoyando a su papá Armando y su mamá doña Guadalupe, y junto con sus hermanos Mario, Gabriel, Luis, Miguel Ángel y José.
El “Pollito” y su hermano Luis son los boxeadores de la familia, ellos siguieron los pasos de su padre, quien practicó un buen tiempo el boxeo amateur.
Julio expresa que han sido decisivos en su carrera su padre Armando, quien lo inició en el boxeo; Daniel Ramírez, quien fue su siguiente manejador, y después Agustín “Zorrita” Luna y el “Cañas” Antonio Lozada, sus actuales dirigentes, los cuales lo llevaron a la empresa Promociones del Pueblo, en donde fue firmado por los señores Reginaldo y Oswaldo Kuchle.
“Gracias a esta empresa pude llegar al campeonato mundial”, afirmó feliz.
Más de una vez lo hemos visto saldar combates a base de barretazo limpio, como en otros tiempos lo vimos cuando surgían hacia el estrellato gente como Rubén Olivares, “Alacrán” Torres, “Mantequilla” Nápoles, o el gran Julio César Chávez, por mencionar a grandes del cuadrilátero.
A sus 22 años, Julio tiene un amplio horizonte para llegar lejos en el deporte de los puños.