Paulina Rubio, fascinante, en el Auditorio Nacional

Mexico, 2015-09-29 09:28:06 | Redacción ESTO

POR ALMA ROSA CAMACHO
FOTOS: JOSÉ LUIS GARCÍA

PAULINA Rubio, como la reina mexicana del pop y pop ranchero, regresó a nuestro país para presentar, anoche en el Auditorio Nacional, su concierto “Red Revolution”, que consistió en 17 canciones, repitiendo su nuevo hit radial “Mi nuevo vicio” y estrenando “Si te vas”.
La artista internacional, ahora con brillante cabellera larga rojiza, como lo fue su capa sin mangas que cubrió su body negro con adornos de chaquira y botas largas negras y con gafas oscuras, tras interpretar sus temas bandera “Ni una sola palabra”, “Lo haré por ti”, “Todo mi amor”, “Yo no soy esa mujer”, se dirigió a sus seguidores, que sumaron más de 8 mil espectadores:
“Arriba el poder de la mujer, arriba el poder del amor. Es bueno volver a casa, como es como me siento en el Auditorio. El rojo es pasión, el rojo es amor y el rojo es poder…”, gritó.
Sin dejar de bailar y cantar acompañada musicalmente por una regia banda y un cuadro de bailarines con pantallas en forma de cubos, siguió con melodías como “El último adiós” y “Dame otro tequila”, que precisamente compartió con su señora madre Susana Dosamantes, presente entre el público:
“¿Quién quiere compartir este tequila conmigo? A ver, Susana… Quiero agradecer a todos por esta locura, por esta magia, por esta música, a las chicas Koleston por tantas historias, tanta felicidad en estos tres años y por una razón querían transformarse”.
Así, Paulina Rubio fascinó a su público que se mantuvo de pie y frenético, que lo llenó de buena vibra con un concierto energético con sus mejores canciones como “Golpes en el corazón”, para la que se quitó la capa y los anteojos para cambiarlos por un sombrero negro que al frente traía una corona dorada. Siguió con “Vuelve”, “Baila Casanova”, “Mío”, “Te quise tanto”, “Nada puede cambiarme”, “Yo sigo aquí” y “Boys will be boys”.
“Paulina, Paulina, Paulina…”, le gritaron constantemente a la “Chica rojiza”. Y repitió, antes de cerrar con “Mi nuevo vicio”:
“El rojo es pasión, el rojo es amor, el rojo es poder….”.