Isabel Madow, la Marilyn mexicana

Mexico, 2015-09-29 09:31:43 | Redacción ESTO

ISABEL Madow, conductora, actriz y cantante, es la madrina de lujo en el decimotercer aniversario de la revista del conejito de octubre.
La mexicana homenajea a la rubia norteamericana Marilyn Monroe.
-Ya son 11 años desde la última vez que apareciste en Playboy, ¿cómo sientes que han cambiado las cosas en México y en ti?
“Han cambiado mucho. El desnudo se percibe de otra forma, mucho más como en Europa, donde no se piensa como algo malo. Incluso hay mujeres que se asolean en topless en la playa. Playboy es una revista reconocida alrededor del mundo y me tocó aparecer en la edición de aniversario, así que me siento muy honrada”.
-Tienes un cuerpo hermoso, ¿te incomoda mostrarlo?
“Todos tenemos un grado de pudor, pero no tengo ningún tabú con respecto al desnudo. El cuerpo humano es bellísimo. Además desde hace mucho me dicen que me parezco a Marilyn Monroe y estas fotos fueron una forma de rendirle un homenaje. Fui la Marilyn mexicana. Estoy muy agradecida con el equipo de Playboy porque se portó muy profesional: me sentí muy cómoda y apapachada. Esta oportunidad le dará un plus a mi carrera. Las mujeres más bellas, empezando por Marilyn, han hecho Playboy”.

-¿En qué momento te hiciste consciente del poder que te da tu belleza?
“Siempre, y no es presunción. Mi abuela era una mujer muy hermosa. Siempre he creído que la belleza física tiene que venir de la mano de la espiritual. Si no hay esa parte emocional, la gente no te percibe igual. Sé que mi cuerpo llama la atención, pero en realidad es la suma del cuerpo y el alma”.
-Marilyn decía que el sexo formaba parte de la naturaleza y que ella se sentía en armonía con la naturaleza, ¿cómo te llevas con tu sexualidad?
“No tengo ningún problema con ella, pero va de la mano con el amor. No creo en el sexo por el sexo. Eso no va conmigo. El sexo debe ser un intercambio de energía exclusivo con la persona que amo”.
-Dime, ¿qué semejanza tienes con Marilyn Monroe?
“Yo siempre me he identificado con Marilyn Monroe. Nunca le dieron el crédito de ser una buena actriz y cantante porque era un sex symbol. Me encanta una frase de ella: “La imperfección es belleza, la locura genialidad y es mejor ser absolutamente ridículo a ser absolutamente aburrido”.