UNAM-IPN, auténtica rivalidad

LOS Pumas de la UNAM y los Burros Blancos del IPN, se encuentran preparados para el enfrentamiento que tendrán este sábado en un clásico más de la temporada de Liga Mayor de la ONEFA, en el Estadio Olímpico Universitario.

Será un partido de mucha entrega donde los dos protagonistas desearán ganar para ser líderes del futbol americano estudiantil, que cada que se enfrentan es un gran espectáculo tanto en la cancha como en las tribunas.

Así lo expresaron los coaches de ambas escuadras, Raúl Rivera –UNAM- y Víctor Castillo –IPN-

Rivera señaló que su escuadra no se confía de un gran rival, mientras que Castillo argumentó que serán un equipo aguerrido que buscará la victoria en territorio ajeno.

Ambos técnicos se mostraron respeto en conferencia de prensa. comunicando que es un juego en el que se preparan los deportistas durante un año, por lo que siempre es una gran rivalidad la que se vive en cada encuentro que sostienen.

“La final es un gran premio al esfuerzo si se hace bien la temporada. No hay nada definido con el nuevo formato de la liga, estamos en la jornada cinco a sólo tres juegos de terminar y 11 equipos pelean ocho lugares”, dijo Raúl, argumentando que el clásico es uno de los juegos que rompen quinielas.

“Nada está escrito porque todos saldrán a dar lo mejor. Es un juego de pasión con las dos aficiones, pero como juego todo se queda dentro del campo. Más allá del resultado, será una fiesta deportiva familiar, en la que por cierto hace varios años que se vive alejada de cualquier tipo de violencia”.

Por su parte, Víctor Castillo manifestó:

“Para alcanzar las metas, esperamos a los Burros dignos de la institución que representamos. Tenemos este compromiso que es el clásico y terminando el juego hay que continuar con lo que viene. Estamos anímicamente dispuestos a cumplir metas trazadas al inicio de año, que son mejorar lo que hicimos el anterior, cuando llegamos a una semifinal”.

 

CAPITANES

También estuvieron presente los capitanes de las escuadras; Irving Alamilla, el de los auriazules, y Gonzalo Farías, de los guinda y blanco.

Alamilla comunicó:

“Es un juego que cuando somos niños soñamos con estar ahí, convoca muchas familias, a dos instituciones hermanas, con ideales parecidos para el desarrollo del país. El equipo está muy unido, y eso se mostrará en la cancha”.

Al preguntarle sobre su último año en el conjunto puma, dijo:

“Se siente algo de nostalgia porque convives mucho tiempo con todos, hasta en los viajes nos convertimos en una familia. Se aprende la importancia de la disciplina. Hay que estar siempre ordenados, con horarios bien definidos. Sin duda que es una oportunidad inigualable pertenecer a los Pumas”.

 

 

VIGILANCIA

Las puertas del Estadio Olímpico se abrirán desde las 08:00 horas, y habrá cinco mil policías vigilando las entradas y revisando que los aficionados no entren con materiales peligrosos.

Años atrás la añeja rivalidad tuvo episodios de violencia, por lo ahora hay nuevas formas de controlar a las porras a su arribo al recinto, así como durante el juego y a la salida de los mismos.

Comentaron que el año pasado se tuvo que llevar este Clásico a la ciudad de Chihuahua; mientras que otras ocasiones ha sido en el Estado de México, para evitar situaciones ajenas al deporte.

 

LISTO el clásico Pumas-Burros.

 

DOS escuadras con sus mejores elementos estudiantiles.

NFL repartió 8.000 millones de dólares entre los equipos en 2017

Los datos económicos fueron obtenidos a través de los Packers de Green Bay.

México debuta con triunfo en el Mundial U19 de Americano

La selección mexicana vino de atrás para derrotar a Japón en CU

Manning dijo estar feliz con el regreso de Odell Beckham Jr

Beckham parece ya estar al 100 y podría regresar en septiembre

Luis Pérez espera quedarse en Carneros y jugar en el Azteca

El mariscal mexicano tiene un objetivo en mente.

Newslwtter
NOTICIAS