"Zoltoluco" y Joselito salieron a hombros en Morelia

Ante una gran entrada en la Plaza Monumental de Morelia, que registró tres cuartos de aforo, en una noche agradable, se realizó la tradicional corrida del Día de Muertos, donde tomó la alternativa el michoacano Antonio Mendoza, teniendo como padrino al maestro Eulalio López “Zotoluco” y como testigo a Joselito Adame;  alternativa número 20 que otorga en su carrera el maestro “Zotoluco”. Se lidió una corrida bien presentada de la ganadería de El Junco, que ha dado un juego desigual. La primera figura del toreo y la nueva de la torería actual no se dieron cuartel, ambos pusieron el picante de la noche, ninguno se dejó ganar la pelea. Vaya agarrón.

DOS AUTÉNTICAS FAENAS

“Zotoluco” recibió a su primero con lances muy reposados que remató con una media en cámara lenta, de pintura. Ya con la muleta el toro tuvo un buen inicio y “Zotoluco” supo aprovecharlo cabalmente y a la perfección, recetando muletazos muy largos, interminables, con ambas manos, que pronto hicieron eco en los tendidos; desafortunadamente al toro de El Junco le pesaron los kilos y terminó rajándose muy pronto. Se perfiló en la suerte contraria y el toro ya no le ayudó nada, dejando un espadazo contrario, un pinchazo sin soltar y una estocada desprendida y escuchó palmas al final.

A su segundo le realizó una faena de mucho mérito, ya que a base de sobar mucho a su enemigo consiguió que el toro se entregará y la faena fue creciendo en intensidad, consiguiendo que la gente se le entregará, ha sido una obra maestra del toreo con maestría. Tras una estocada entera en todo lo alto le fueron concedidas las dos orejas.

EXCELENTE CALIFICACIÓN EN SU DOCTORADO

El michoacano Antonio Mendoza, quien recibió el abrazo, anduvo con mucha disposición y ganas de agradar ante un toro que no se prestó para el lucimiento, muy reservón y agarrado al piso en todo momento, sin embargo, Mendoza le pisó los terrenos como debía hacerlo y consiguió muletazos de muy buena manufactura. Luego de dos pinchazos y una estocada fue llamado a saludar al tercio.

Se superó con su segundo, al que quitó por navarras, con la muleta estuvo muy dispuesto de nueva cuenta y dejó ver las buenas maneras y condición que posee este torero. Tras un pinchazo y una estocada le fue concedida una oreja. Bien ha pasado el examen.

 

IMPARABLE EL HIDROCÁLIDO

Joselito recibió a su primer toro con una larga cambiada cerrado en tablas, lo veroniqueó con cadencia y remató soltando una punta del capote, de postal. Con la muleta el toro no terminó de romper y Joselito jamás se aburrió, hasta conseguir una faena de mucho mérito, principalmente derechista, que el público le agradeció y le reconoció tras un espadazo en todo lo alto que hizo rodar al astado sin puntilla, por lo que le fueron concedidas las dos orejas.

El segundo toro de Joselito tuvo nobleza, aunque le faltaba transmisión; el hidrocálido lo toreó muy despacio por ambos pitones mientras en las alturas se escuchaba Pelea de Gallos, el himno de los hidrocálidos. Tras dejar media estocada y dos golpes de descabello escuchó palmas. Al término del festejo, el maestro “Zotoluco” y Joselito Adame salieron a hombros. (Foto: Cortesía de Manolo Briones)

El novillero Issac Fonseca continúa su preparación en España pese al invierno

El joven considera que lo mejor de su carrera en los cosos está por venir

Ganaderos buscan alternativas para realizar su asamblea anual

La pandemia obligó a acortar la industria taurina, señaló el presidente de los criadores de lidia

El matador José Mauricio terminó el 2020 como líder del escalafón mexicano

Mauricio se adueñó de esta atípica temporada taurina

El lado taurino de Armando Manzanero

El maestro gustaba de la fiesta brava y cuando sus compromisos se lo permitían acudía a presenciar corridas de toros

NOTICIAS
<