Cristobal Arenas, nació toreando

POR HORACIO SOTO CASTRO
FOTOS: ALBERTO MONTALVO

PROCURAMOS no echar las campanas al vuelo y sobre todo sin tener bases concretas, pero ayer nos sorprendió y gratamente el niño de ocho años de edad Cristóbal Arenas por su brillante desempeño en la plaza Arroyo, en el festejo de aspirantes a novilleros menores de 14 años. Y en esta ocasión Arenas no fue como fin sino como inicio de la fiesta, pues abrió el festejo sin estar todavía en esa categoría.

No queremos menospreciar la labor de los titulares del festejo, pero Cristóbal Arenas, o la precocidad taurina andando, exhibió un toreo de alta calidad con toda proporción guardada y realizó una faena que la podía firmar un novillero destacado, además de que mostró una percha de torero que aunque quisiera no la podía ocultar. Nació hace 8 años en Pachuca y muy sonriente atendió a los medios con un carisma contagiante y a él pareció que le bailaban los ojos de felicidad. Cursa el tercer año de primaria.

Desde que apareció en la puerta de toreros e inició el despeje de cuadrillas llamó la atención, desmonterado, más bien sin el sombrero cordobés, por ser debutante y caminar con firmeza en el paseíllo, pero antes desearles suerte a sus alternantes.

Se enfrentó a un añojo, o algo parecido, de nombre Gordito, que fue bueno y acudió a capotes y muleta con claridad. Y realizó una faena muy bien estructurada con ligazón y variada, además de mostrar valor a pesar de que fue revolcado en dos ocasiones.

Pisando con firmeza la arena toreó sabrosamente a la verónica con temple y suavidad y remató con revolera. En el centro del ruedo se echó el capote a la espalda para ejecutar una tanda de gaoneras ajustado y también aterciopeladas e inició su faena con ayudados y naturales corriendo la mano y quedando debidamente colocado entre pase y pase para dar el siguiente. Una tanda de naturales y rematar con el pase del desdén y una revolera para terminar con bernardinas estrujantes. Y conforme pasaba a la faena se iban desgranando las ovaciones. Como no se mataron los astados, se fue por derecho simulando la estocada, que bien pudo ser hasta la empuñadura. Y en la vuelta el mismo coro triunfal para terminar en el centro del ruedo y más ovaciones y dianas en su honor.

LOS ALTERNANTES

Entrada regular en la plaza Arroyo en este festejo para aspirantes a novilleros de menos de 14 años y se lidiaron erales de José Arroyo, divisa verde, azul y negra que se presenta por segunda ocasión en dicho coso. Bien presentados que en general se dejaron meter mano a pesar de la novatez de los aspirantes, pero todos acudieron al caballo y les hicieron sangre, y embistieron con buen estilo. Los novillos no fueron estoqueados.

Actuaron Sebastián Ibelles, del Estado de México; Manolo Martínez, de Ciudad Nezahualcóyotl; Virgilio Murillo y Alberto Rangel, de Michoacán. Todos dieron una merecida vuelta al ruedo entre ovaciones. Algunos estuvieron mejores que otros, pero todos ellos con escuela, idea de lo que es el toreo, valor y muchas ganas de triunfar. Además, tienen el sentido del temple, saben correr la mano. Es una camada que también sorprendió gratamente y a la que hay que cuidar e impulsar.
Al inicio de la novillada se solicitó un minuto de aplausos por el deceso de la mamá de José Luis Herros, fallecida un día antes.

“El Payo”, con actuación de faena en Guadalajara

El torero queretano Octavio García "El Payo" tuvo este domingo una actuación sobresaliente.

Resurge en Tequisquiapan la Feria del Toro

Tequisquiapan es uno de los municipios de Querétaro con mayor atractivo turístico

Sergio Flores quiere acelerar su recuperación

Tal como estaba previsto, el matador tlaxcalteca Sergio Flores recibió el alta médica.

La Oreja de Oro visitó el Diario de los Deportistas

El matador Francisco Dóddoli, lo presentó en las instalaciones de esta casa editorial

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS