Vestidos y alborotados; así dejaron los Tigres a los medios de comunicación

ZUAZUA.- Como novias de pueblo quedaron los medios de comunicación que se dieron cita en Zuazua, ningún jugador de Tigres atendió a los reporteros locales y nacionales, silencio sepulcral  en la cueva.

El  ingreso a las instalaciones auriazules se demoró más de dos horas, en el instante que las cámaras entraron a Zuazua los jugadores ya no estaban en el campo, todos se encontraban en el vestidor alistándose para salir.

Después de varios minutos el autobús felino se acercó a la puerta principal de la casa club, los futbolistas salieron deprisa.

El plantel entero acabó de subir al camión y nadie se dirigió a la zona de prensa, todos los micrófonos se quedaron a la espera de  escuchar las voces de los protagonistas.

Alejandro Garza, jefe de prensa del equipo felino, justificó a los jugadores por falta de tiempo, Israel Jiménez iba a hablar pero los minutos ya eran pocos y el “Tuca” iba a enfurecer si llegaban tarde al autobús.

El frío, el tiempo de espera y el traslado le importó poco al club, todos los reporteros se fueron con las manos y grabadoras vacías. (Javier Juárez/Fotos: Jesús Téllez/Enviados especiales).

En Tigres solo piensan en ganar el torneo Copa por México

Tigres tuvo un debut amargo en la Copa por México

Había caído en una zona de confort en Tigres: Damm

El atacante quiere trascender en la MLS

'Tuca' pudo trabajar con sus Tigres juntos

Los auriazules entraron a fase tres de la pandemia, lo que les permitió ejercitarse en el mismo espacio

Tigres, sin casos de Covid-19

Las 45 pruebas aplicadas dieron negativo

NOTICIAS
<