Van Gaal fracasa en su intento de hacer del United una potencia europea

Londres.- Apenas una temporada y media después de su llegada al club, el proyecto del holandés Louis van Gaal en el banquillo del Manchester United sufrió el martes un batacazo considerable al despedirse de la Liga de Campeones a las primeras de cambio.

El tercer equipo más rico del mundo, que el pasado verano invirtió casi 110 millones de libras (alrededor de 150 millones de euros) en remodelar su plantilla, no ha conseguido superar una fase de grupos con rivales a priori asequibles como Wolfsburgo, PSV Eindhoven y CSKA Moscú.

Los ‘diablos rojos’, que volvieron a la Champions de mano de Louis van Gaal después de una temporada ausentes de las competiciones europeas tras el adiós de Alex Ferguson, confiaban en reverdecer viejos laureles en el torneo que han ganado en tres ocasiones, la última en 2008.

Así, apoyados en el nuevo y sustancioso contrato de derechos de televisión de la Premier League y en una chequera que envidiarían la mayoría de clubes del fútbol europeo, los del norte de Inglaterra se lanzaron al mercado en busca de jugadores capaces de colocarlos nuevamente en primera línea del balompié continental.

El contrato de derechos televisivos de la categoría reina del fútbol ingles pasará de los 3.018 millones de libras actuales (4.300 millones de euros) a 5.136 millones de libras (6.946 millones de euros) durante los siguientes tres años, lo que da a los clubes de la Premier una ventaja importante con respecto a sus colegas europeos.

El campeón de la liga inglesa ganará mas de 150 millones de libras (213 millones de euros), mientras que el último clasificado recibirá 99 millones (140,7 millones de euros).

Con todo, el United invirtió más 110 millones de libras en seis futbolistas: Anthony Martial (Mónaco, £36 millones), Morgan Schneiderlin (Southampton, £26 millones), Memphis Depay (PSV, £25 millones), Matteo Darmian (Torino, £13 millones), Bastian Schweinsteiger (Bayern Múnich, £6,6 millones) y Sergio Romero (Sampdoria, gratis).

Un portero -suplente-, un lateral, dos centrocampistas y dos atacantes fue el balance de un ajetreado verano en el que los aficionados ‘reds’ soñaban con Cristiano Ronaldo, Sergio Ramos, Paul Pogba y Neymar y se tuvieron que conformar con Depay, Darmian, Schneiderlin y Martial.

Los hinchas, si bien elogiaron la firmeza de Van Gaal en las negociaciones con el Real Madrid por el guardameta David de Gea, criticaron su poca predisposición para reforzar la defensa -al igual que hizo David Moyes-, el punto débil del equipo tras la marcha de Rio Ferdinand y Nemanja Vidic.

El martes en Alemania, en el encuentro en el que el club se jugaba su futuro en la Champions, el técnico holandés alineó una defensa de cuatro con el joven uruguayo Guillermo Valera -disputó su segundo partido desde su fichaje por el club hace 30 meses-, Chris Smalling, Daley Blind -un centrocampista reconvertido a zaguero- y Matteo Darmian a pierna cambiada.

La segunda mitad, por la lesión del lateral italiano, la acabó jugando el jovencísimo Cameron Borthwich-Jackson, de 18 años, que frente al Wolfsburgo disputó su segundo partido con la primera plantilla del United.

Estas controvertidas decisiones de Van Gaal, de optar por Borthwick-Jackson o de sustituir a Juan Mata por el joven Nick Powell, cuyo último encuentro con los ‘diablos rojos’ fue la derrota 4-0 a manos del MK Dons la temporada pasada en la Copa de la Liga, no han sido bien vistas por aficionados, analistas y exjugadores, que llaman a la destitución inmediata del holandés.

“Como jugador del Manchester United estoy avergonzado de haber caído en la Champions League y de tener que disputar la Liga Europa. Esperaba mucho más de nosotros”, se quejó Ferdinand en su cuenta de Twitter.

El danés Peter Schmeichel, portero del United entre 1991 y 1999, también aireó su descontento en la popular red social: “Esa fue una actuación muy mediocre. No estuvo para nada bien, falta mucho por mejorar”, escribió.

El pobre juego ofensivo del equipo, que en los últimos 11 compromisos solo ha visto portería en nueve ocasiones (con cinto empates 0-0), es una losa que empieza a pesar en los tres delanteros de la plantilla, que no parecen encontrar el camino al gol.

Van Gaal, no obstante, que tiene al equipo cuarto en la Premier, insistió en que el club ha mejorado desde su llegada al banquillo hace 16 meses.

“En este momento no me puedo defender porque estamos fuera de la Liga de Campeones. Pero si uno se fija en los hechos vemos que hemos avanzado en la Copa de la Liga y que hemos llegado hasta la fase de grupos de la Champions”, se defendió el holandés.

“Los hechos dicen que estamos mejor que el año pasado. Esa es mi respuesta a los críticos”, alardeó Van Gaal, que desde su arribo el club ha invertido más de 200 millones de libras (casi 300 millones de euros) en fichajes. EFE

Arsenal de Emery sigue ganando en Premier League

Con goles de Lacazette y Aubameyang, los Gunners derrotaron a Everton.

Chelsea cede sus primeros puntos ante West ham

El encuentro terminó empatado sin goles; Chicharito no fue convocado.

Wolverhampton sorprende y empata con el United

El mexicano Raúl Jiménez fue titular con los Wolves y puso la asistencia en el gol de Moutinho

Lamela le da la victoria al Tottenham de último minuto

Brighton le complicó mucho la situación a los dirigidos por Pochettino.

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS