Le hicieron dar dos vueltas en La México; Fermín entreabrió la Puerta del Encierro

POR HORACIO SOTO CASTRO
FOTOS: ALEJANDRO VILLA

COMO se dice coloquialmente: del plato a la boca se cae la sopa. Y se hace realidad esta conseja pues la cuarteta que llegó ilusionada a la Plaza México buscando el triunfo grande se quedó en el ya mérito.
Fue el diestro potosino Fermín Rivera quien acarició el triunfo, pero por el acero perdió las dos orejas y dejó escapar la salida a hombros, y a cambio de ello le hicieron dar dos vueltas al ruedo, una en cada uno de sus toros, envuelto en el reconocimiento de los aficionados que registraron la entrada más floja de la temporada, en tarde gélida.
Tanto el español Daniel Luque como el tlaxcalteca Sergio Flores, pecharon con lo malo del encierro, además de sus fallas con el acero. Luque fue aplaudido, mientras que Flores se retiró entre palmas al retirarse y silencio en el que cerró plaza.
Quien sí salió con el santo de espaldas y el abucheo general fue el rejoneador Rodrigo Santos.

VILLA CARMELA
Los toros que envió la ganadería de Villa Carmela estuvo debidamente presentada con su edad y bien puestos de cornamentas, pero al parecer cargaron mucho peso y tuvieron poca fuerza, dando un juego irregular, sin peligro alguno. Toros descastados y algunos perdían de constante las manitas o se quedaban anclados en la arena, tirando a defenderse. En su favor hay que abonarles que todos fueron a los caballos y recargaron sin mucho celo y todos pasaron con un puyacito.

RODRIGO SANTOS
El rejoneador potosino tuvo un amargo festejo en los 25 años de cabalgar por los ruedos. Tuvo mala suerte y los abucheos que recibió fueron hasta cierto punto injustos. Su primero de Villa Carmela, cosa curiosa pues nunca había sucedido, se partió los dos pitones. Primero al estrellarse en un burladero se partió el izquierdo y luego en una vuelta se estrelló en la barrera y se partió el otro desde la cepa. Quedó inútil y fue regresado a los corrales.
Se corrió el turno y salió en cuarto lugar con uno de Marco Garfias, que estaba de tercer reserva y que lo arreglaron apuradamente. Salió sin divisa y se emplazó en el centro del ruedo sin acudir al envite a pesar que Rodrigo lo enceló. Luego de que le clavó el primer rejón de castigo más que embestir arrollaba, pues en ningún momento humilló y no pudo templar el caballista y clavó banderillas y rejones de muerte que pareció un camión de redilas de tantos palos. Muy mal matando y le cayeron encima

FERMÍN RIVERA
Una vez más el matador potosino demostró su capacidad taurina de un torero de altos vuelos, realizando dos extraordinarias faenas con lo más toreable del encierro con temple, mando, hondura, de un trazo artístico en tandas largas hasta de siete muletazos que le corearon durante toda la tarde. En su primero estuvo bien a la verónica cargando la suerte y cerrar con media de alarido. Y quitar por vistosas fregolinas. Faena básicamente por la derecha con pases de calidad, largos, templados de gran luminosidad. El toro empezó a quedarse corto y combinó adornos de buen gusto como los pases de trinchera, de la firma, el desdén, en una palabra exprimió al máximo al toro. Señaló un pinchazo en lo alto y estocada, petición no concedida porque no fue mayoritaria y le hicieron dar la vuelta. Palmas al toro.
En su segundo lo veroniqueó y quitó por chicuelinas e inició la faena con el toreo por alto. Predominaron los pases con la derecha con el condimento de gran sabor y arte, pero los naturales no se quedaron a la zaga y logró una tanda hasta de siete naturales de un fino trazo. Nuevamente un pinchazo y estocada al segundo viaje. Petición leve y se metió al callejón de donde lo sacaron para que diera otra vuelta. Sigue sin que le salga el toro que lo encumbre.

LUQUE
Daniel Luque estuvo tesonero, esforzado y como siempre se le ve con sitio y con oficio, pero su primero perdía de constante las manitas y no pudo redondear. Mal a la hora de matar. Su segundo tuvo complicaciones, quedándose corto y poniéndose por delante. Volvió a estar tesonero son ningún beneficio. Pinchazo y estocada trasera para retirarse en silencio.

SERGIO FLORES
El tlaxcalteca Sergio Flores tampoco pudo alcanzar ese triunfo que tanto sueñan, pero bien pudo cortar cuando menos una oreja en su primero al que le hizo una faena extraordinaria que le corearon fuerte. Bien a la verónica cargando la suerte y media superior. Quitó por chicuelinas, tafalleras y un recorte. Se fue a los medios y se dio a torear por ayudados templados rematados con el de pecho que también entusiasmaron, pero lo bueno vino al torear al natural al que les dio una gran dimensión y temple de mucha despaciosidad. En un natural fue prendido y volteado, pero sin consecuencia. Terminó con bernardinas. Pinchazo y estocada y tuvo ligera petición y palmas. Su segundo tuvo complicaciones y realizó una labor breve y terminó toreando por la cara. Dos pinchazos y media.

El medio taurino impactado por la muerte Mario Aguilar

Las muestras de apoyo por parte de toda la familia taurina se han hecho copiosas en las redes sociales.

Se suicidó Mario Aguilar, torero mexicano

El ex matador fue encontrado colgado del marco de la puerta de su apartamento, para lo cual habría usado un cinturón.

Ventura, primer rejoneador en cortar un rabo en San Isidro

Este sábado, Diego Ventura se convirtió en el primer rejoneador de la historia del toreo en cortar un rabo en el coso Las Ventas.

Pepe Medina, con buenas sensaciones tras su alternativa

Pepe tomó el doctorado el domingo pasado en la plaza Monumental de Apizaco, Tlaxcala, llevando de padrino a Rafael Gil “Rafaelillo”

Newslwtter
NOTICIAS