¡Festejo incomparable! Miles de aficionados celebraron con sus Tigres

POR JAVIER JUÁREZ/@Xavihernandezg
FOTOS: JESÚS TÉLLEZ/@tellezfoto
ENVIADOS ESPECIALES

SAN NICOLÁS DE LOS GARZA.- Faltan adjetivos para describir lo que se vivió en Monterrey durante la madrugada del lunes, las cifras rozan los casi ochenta mil aficionados los que acudieron a la Macroplaza para festejar con su equipo y cien mil en todo Monterrey.
El frío poco le importó a los fieles seguidores, la locura estalló en el aeropuerto Mariano Escobedo, el primer puñado de aficionados acampó en ese lugar para recibir y vitorear a sus jugadores.
El vuelo chárter procedente de la capital arribó a Monterrey al filo de las 3:30 horas, varios minutos después de lo estimado.
Eso fue lo de menos, la algarabía estuvo a tope; debido a la multitud que se dio cita en el aeropuerto el equipo no salió por la puerta principal como otras veces, esta vez el autobús entró hasta la zona de hangares.
Ya en ese sitio los jugadores abordaron el turibus con la copa como mástil y comenzó el recorrido a la Macroplaza.
Cientos de automovilistas los acompañaron todo el tiempo, las banderas alrededor del camión fueron incontables.
El trayecto normal de la terminal aérea a la Macro es de treinta minutos, ahora el desplazamiento duró más de una hora.
Mientras el plantel llegaba al lugar de reunión el público se entretuvo cantando a todo pulmón las canciones de su equipo, la batucada estuvo presente.
Luego de convivir con infinidad de personas en las calles el camión del equipo campeón por fin llegó a su destino.
Los jugadores descendieron del autobús, saludaron al gobernador Jaime Rodríguez el “Bronco” y de inmediato salieron al encuentro con su gente.
André Pierre-Gignac fue el primero en aparecer, el ídolo felino lo hizo con una bandera de Francia en la mano, su hija lo acompañó más tarde.
Detrás de él siguió todo el equipo, juegos pirotécnicos iluminaron la noche.
El caos apareció, cientos de aficionados burlaron las vallas de seguridad y se acercaron lo más posible al escenario.
Nahuel Guzmán corrió de un lado a otro con el trofeo, el “Patón” fue el más feliz en ese momento.
El grupo convivió con sus miles de seguidores, Damián, el “Cacha” Arévalo, Juninho, Damm, Aquino, Sobis, Guerrón, el “Piloto” Jiménez, en fin, todos disfrutaron.
El último en aparecer fue el “Tuca” Ferretti, el “Bigotón” agradeció el apoyo de todos, el rastrillo todavía no hacía de las suyas.
Poco a poco la fiesta concluyó, los jugadores se retiraron del lugar al filo de las 5:30 horas, el sol estaba por salir. desvelados todos pero con la alegría de un nuevo campeonato.
Así fue el festejo felino, una celebración incomparable.

Siento vergüenza por lo que hace esta gente: Ferretti

Ferretti, condenó los actos de violencia registrados en la ciudad de Monterrey en el marco del clásico regiomontano

Gignac, el rey de los clásicos

André-Pierre Gignac ya aparece entre los mejores artilleros en la historia del Clásico regio.

Tigres conquistó la Campeones Cup

Tigres devoró al Toronto y se sacudió algunas de las críticas que siempre lo rodean.

El brasileño Juninho analiza la posibilidad del retiro

“Ya tomaré la decisión en unos meses, tengo contrato hasta diciembre, he pensado, sigo bien físicamente..."

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS