México cae ante Bosnia hundido en un mar de dudas

Mexico, 2014-06-03 22:47:19 | José Ángel Rueda

POR MANUEL GÓMEZ

FOTOS: JESÚS TÉLLEZ

ENVIADOS ESPECIALES

CHICAGO.- Miguel Herrera tenía que darse cuenta, tarde o temprano, de lo difícil que será jugar la Copa del Mundo con una línea de cinco defensores (tres centrales). Y a pesar de la derrota ante Bosnia (1-0), la primera en su era como técnico nacional, y de lo apretado del tiempo de cara al duelo ante Camerún en el debut mundialista, parece que el camino es corregir o pasarla realmente mal en Brasil.

Llegó entonces, el partido que por fin serviría, y de mucho, antes de comenzar la Copa del Mundo. Porque a diferencia de otros duelos amistosos, el de esta noche sí dio una lección y abrió un panorama distinto. Los bosnios pusieron al Tri en una realidad que tiene remedio, pero que necesita trabajo. Está el detalle del cambio de alineación sobre la hora por parte de los balcánicos, pero incluso eso, se convirtió en parte del aprendizaje.

El técnico mexicano corrigió sobre la marcha en busca de tener mejor seguridad en la zona de mediocampo y defensa, aunque con sus detalles. El cuadro tricolor inició con Diego Reyes, Carlos Salcido y Héctor Moreno en la zaga y solamente José Juan Vázquez en la recuperación. Menudo problema para los del Piojo, a quienes les sobraban dos en la defensa y faltaban en la contención. Eso lo aprovechó Bosnia, que pobló de elementos la zona entre estas líneas nacionales.

Fueron cerca de 20 minutos de un desconcierto total de parte de México, que sufrió para acomodarse ante Dzeko y compañía, y con todo y que fue el primero en tener una importante en el partido luego de un buen servicio de Miguel Layún a Javier Hernández, que el atacante bajó bien, pero puso en el poste en el remate. Layún, era en esos momentos, el que mejor lo hacía, el de más profundidad.

Herrera envió la orden desde la banca: cambiar a línea de cuatro defensores y adelantar a Carlos Salcido para que hiciera compañía a Vázquez en el mediocampo. Así lo emparejó un poco México, pero faltaba.

Después de un par de un par de avisos de los bosnios, estos abrieron el marcador al aprovechar que los mexicanos todavía no terminaban de reacomodar sus líneas. Minuto 40: mal entendimiento entre los centrales mexicanos y Salcido, que abrió el espacio para que viniera un servicio desde la izquierda, que Izet Hajrovic mandó al fondo de la portería.

La pausa del mediotiempo, aclaró algo más el partido para el técnico mexicano, que comenzó la parte complementaria con algunas modificaciones par amarrar el nuevo parado de esta selección. Hay que decir, que Herrera ya había trabajado la posibilidad de cambiar su dibujo en la cancha (de hecho se vio algo de eso en el entrenamiento previo al amistoso frente a Israel en el Azteca), pero no es su idea original y eso alteraría mucho de su plan de juego.

México tuvo algo más de circulación de balón en ese segundo tiempo y algunos elementos como Miguel Ponce y Vázquez se involucraron más en un partido que inició difícil para el cuadro nacional, pero que terminó con algunos chispazos de los que se podría agarrar Herrera para mejorar de cara a Camerún.

Entre los hombres de cambio que más figuraron estuvieron Andrés Guardado y, curiosamente, Francisco Rodríguez, aunque en este punto habría que decir, también, que los bosnios bajaron la intensidad, debido a los constantes cambios de parte del técnico Safet Susic.

Hacia el final del juego, al minuto 84, México lo pudo empatar con uno de esos chispazos individuales, en un servicio que peinó el Maza Rodríguez, que alcanzó a sacar el arquero Begovic. Ya en el agregado, Ponce sacó un zurdazo potente que el meta bosnio sacó del ángulo. Fue lo mejor de México, más por convicción que por fútbol.

Es cierto que el estilo de juego de Bosnia se asemeja al de Croacia por cuestiones geográficas. Sin embargo, lo valioso del partido de ayer, si así lo toma el cuerpo técnico nacional, es entender que tanto los croatas, como Camerún y Brasil juegan con tres mediocampistas y tres delanteros. Un dibujo que desnudó lo difícil que será para México aferrarse al dibujo de su entrenador. Hay tiempo para corregirlo?Muy poco, la cuestión será, entonces, que decidan renovarse aunque con el tiempo encima.

[new_royalslider id=”2″]