El gran 2015 de Djokovic

Mexico, 2016-01-02 23:02:47 | Redacción ESTO

A lo largo de 2015, el tenista serbio Novak Djokovic “se sirvió con la cuchara grande” y festejó 11 trofeos, mayor cantidad en su trayectoria, pero como en toda historia hay un antagonista y ése fue el suizo Stanislas Wawrinka, quien le arrebató el honor en Roland Garros.

“Nole” padeció hasta las lágrimas su descalabro sobre la arcilla francesa, donde el helvético vino de atrás para imponerse al son de 4-6, 6-4, 6-3 y 6-4 en el duelo por la Copa de los Mosqueteros, por lo cual el balcánico fracasó en su intento de conquistar el único torneo “grande” que le hace falta.

La frustración fue proporcional a las expectativas de proclamarse monarca, las cuales se dispararon tras la cátedra endosada en cuartos de final al español Rafael Nadal, leyenda viviente de este evento con nueve coronas y quien sólo había sucumbido en la “Ciudad Luz” ante el sueco Robin Soderling (2009).

Sin embargo, en el momento decisivo “Stan” le robó la fiesta al discípulo del alemán Boris Becker, lo privó de completar el Grand Slam de carrera e incluso el de temporada, pues pese al desangelado adiós de París, el oriundo de Belgrado se llevó a casa los galardones de los otros tres majors del calendario.

Cierto es que antes de la cita sobre el polvo de ladrillo parisino, el número uno del mundo ya tenía cinco campeonatos como respaldo, pero ni con su mejor nivel ni con Nadal fuera de carrera le alcanzó para cubrirse de gloria en la mítica cancha Philippe Chatrier, de ahí la magnitud de su desilusión.

Para no encasillarse en ese capítulo amargo, “Djoker” hizo válida la frase de “lo que no te mata, te fortalece” y posteriormente cobró revancha con los títulos de Wimbledon y el Abierto de Estados Unidos, para llegar así a una decena de cetros de Grand Slam.

Durante el ciclo en cuestión, el serbio también extendió su reinado a los Masters 1000 y se adjudicó seis de los nueve disputados en el circuito, además en otros dos obtuvo la placa de finalista (Cincinnati y Canadá).

París, Shanghái, Roma, Montecarlo, Miami e Indian Wells fueron los destinos elegidos por el líder del ranking internacional para incrementar a 26 su estadística de títulos en esta clase de competencias, a sólo uno de empatar a “Rafa” como máximo ganador en la historia de la Era Abierta.

El idilio comenzado en el Abierto de Australia se prolongó hasta la última corona individual repartida en esta campaña, en las Finales de la Asociación de Tenistas Profesionales (ATP), pasando por Beijing, la de “menor peso” conseguida este año, en el cual Djokovic, más allá de la “travesura” de Wawrinka, dejó boquiabiertos a todos. Notimex