Adriana Loftus, la voz del sincronizado

Mexico, 2016-01-04 20:15:23 | Redacción ESTO

POR GUILLERMO MARTÍNEZ G.

Cada que se le menciona las palabras de Juegos Olímpicos, sus ojos se agrandan y aparece una sonrisa que ya es reconocida a nivel internacional.

“Es llegar al Olimpo siendo de los más fuertes, los más temerarios. Es la culminación de todo un proceso donde se sufre bastante para alcanzarlo. Llegan los más veloces, los que dejaron todo para cumplir esa meta, porque no todo mundo llega, por lo que es una emoción inigualable cuando se está en ellos”.

Adriana es la voz actual del sincronizado.

Ha logrado que México sea de los principales competidores, por ello ha recibido halagos de otros colegas del mundo,

Por lo que sueña con meter a su equipo a la justa veraniega de Río de Janeiro.

“Por esa meta nos hemos propuesto y buscaremos llegar con altibajos o sin ellos. Estar en los Juegos es un orgullo muy grande. Tengo cinco Juegos vividos como entrenadora y no puedo decir cuál ha sido el mejor, porque todos son diferentes, pero la emoción, el sentimiento es el mismo, porque es una huella que nos deja y que será imposible de borrar”.

Dijo que es una experiencia donde se culminan tantos años dedicados al deporte.

“Se dejan muchas cosas por estar en la fiesta del espíritu. Previo a ello, es buscar la clasificación, querer estar ahí, y decir que se ha preparado mucho para ver ondear la bandera nacional. Son sentimientos encontrados, que además despiertan valores como la gratitud y a Dios por haber logrado esa virtud de ser parte de unos Olímpicos”.

Loftus se emociona, recuerda anécdotas y muchas aventuras que le han pasado a lo largo de todos estos años como entrenadora.

“Y esos nervios los aplacas con la confianza que se tiene por todo lo hecho y que al estar ahí, no lo cambias por nada. Es como una estrella que deseas alcanzar cuando apenas comienzan tu ciclo, y al alcanzarla se vibra, se llora, y más como el nado sincronizado que es un deporte que requiere de mucho tiempo de preparación para una justa internacional”.

Ahora desea la entrenadora que sus pupilas clasifiquen en el próximo Preolímpico para que lleguen a Brasil.

Y próximamente tendrán el Abierto de Alemania a fin de este mes; después el Abierto de Francia, 5, 6 y 7 de febrero, y el Preolímpico clasificatorio a Río, del 1 al 6 de marzo.