Con doblete de Germán Cano, la Fiera venció a unos Guerreros que no pueden luchar

Mexico, 2016-01-09 23:17:48 | Redacción ESTO

POR OMAR OSEGUERA ACEVEDO
FOTOS: EDUARDO MACEIRA

LEÓN.- El futbol da revanchas y a Germán Cano anoche le vino la suya más de siete meses después. El atacante argentino, parado todo el torneo pasado por una lesión seria de rodilla, le dio los tres primeros puntos al León con un doblete firmado y enmarcado con una chilena ya inolvidable. Cano la paró, la acomodó y se tiró de espaldas al arco para ponerla en el ángulo de Marchesín tres mintuos después de haber marcado su primer gol del torneo gracias a un inmejorable centro de Burbano.
Flojo y aburrido fue el primer tiempo del León contra Santos anoche. Un partido con escasas jugadas de gol y con un choque de estilos muy parecido que regaló abucheos al escuchar el silbatazo del central Adonai Escobedo para mandar al descanso el cotejo.
La falta de intensidad del partido se debió también a la actuación del silbante Escobedo, quien llegó con las tarjetas muy baratas al Estadio León y un juicio muy frágil ante el contacto, pues en 45 minutos pintó de amarillo a 5 jugadores.
Decidido a enviar un mensaje a sus compañeros, Diego Novaretti se transformó en Maradona para quitarse a rivales hasta llegar a tres cuartos de cancha para perder el esférico y dejar solo su espacio en la defensa para que Rentería se pusiera de frente a Yarbrough y fallar el 1 a 0.
Después de esa, Izquierdoz derribó a Juan Cuevas dentro del área y penal a favor del León que Marchesín le detuvo a Elías Hernández. El momento anímico que parecía ser de Santos, arrojó por fin emociones pero a favor de La Fiera quien encontraría el 1 a 0 en un formidable centro de Burbano por derecha al que Cano llegó puntual para empujarlo con su pierna derecha en la cara de Marchesín.
Santos se derrumbó de repente, no se sacudió el gol y cuando reaccionó Germán Cano se tiró una chilena dentro del área para el 2 a 0 en una sublime pintura que puso a todos de pie tanto dentro como fuera del estadio. A partir de ahí La Fiera controló las acciones y resistió los arribos laguneros, como el tiro de Rentería peligroso que Yarbrough tapó con gran lance.
Los de Zubeldía, expulsado por reclamar, cerrarían la últimos 25 minutos con diez hombres tras la expulsión de Abella por doble amarilla. Ya no había cómo hacerle daño a un León bien parado y con el lujo de ingresar a su recién llegado; Maxi Moralez para debutar en la Liga.