"Canelo”, único azteca con dos cintos en superwelter y mediano

Mexico, 2016-01-10 01:59:13 | Redacción ESTO

POR JOSÉ LUIS CAMARILLO

NO ha sido el primer mexicano en conquistar el fajín universal de peso superwelter, ni tampoco el de peso mediano; sin embargo, Saúl “Canelo” Álvarez ya impuso una marca difícil de igualar porque ningún otro peleador originario de nuestra nación ha ganado ambas fajas del orbe.
El “Canelo” se presentará ante los medios informativos de la ciudad de México este lunes en el Museo Soumaya, en Plaza Carso, donde le será ceñido su segundo cinturón verde y oro, el de las 160 libras o 72.575 kilogramos que marcan el tope de los pesos medios.
Ya se sabe que Álvarez, dirigido por Chepo y Eddy Reynoso, vivió su segunda coronación el pasado 21 de noviembre al derrotar por decisión unánime en 12 asaltos al famoso boricua Miguel Cotto.
Circunstancialmente, el “Canelo” ha capturado ambos tronos cuando éstos se hallaban vacantes.
En la segunda ocasión, el hecho estuvo rodeado de controversia porque el Consejo Mundial de Boxeo había desconocido a Cotto como soberano de esa categoría en la misma semana del combate.
Todo boxeador que disputa o defiende un campeonato del mundo por cualquiera de las cuatro principales organizaciones, debe cubrir una cuota de sanción, y el isleño prefirió su desconocimiento con tal de ahorrarse ese dinero.
Como declaró a ESTO el puertorriqueño Gaby Peñagarícano, asesor legal del ex monarca mundial medio, el problema se originó porque la suma a pagar por Cotto se disparó al juntarse el pago de la sanción al WBC con la fuerte cantidad que su representado aceptó liquidar al kazajo Gennady “GGG” Golovkin, su retador obligatorio. Ese acuerdo le permitió a Cotto hacer la defensa voluntaria contra Álvarez.
En un principio, Cotto estuvo de acuerdo en liquidar 800 mil dólares a Golovkin por ceder su lugar al “Canelo”, en un movimiento conocido como “step aside”.
Todavía se habla de un posible reclamo en las cortes de ley por parte de Cotto contra el Consejo, al igual que de una eventual demanda de Golovkin contra el boricua.
La cita del “Canelo” con la prensa será encabezada por Mauricio Sulaimán Saldívar, jerarca del WBC, y Óscar de la Hoya, presidente de Golden Boy Promotions. Se eligió el Museo Soumaya porque Saúl es becario de Ring Telmex.

PACQUIAO
La vez inicial que Álvarez se proclamó campeón del WBC y se llevó el cinto superwelter, éste también se encontraba vacante, por la renuncia del astro filipino Manny Pacquiao.
Cabe recordar que la misma correa de las 154 libras igualmente estaba sin dueño cuando Pacquiao la conquistó en un combate contra el tijuanense Antonio Margarito, el 13 de noviembre de 2010 en el Cowboys Stadium de Arlington, Texas.
Fue la última ocasión en que Pacquiao, un welter natural, aceptó pelear en superwelter. En aquella contienda, Manny obligó a Margarito a no marcar más de 150 libras. Dicho peso pactado, Margarito lo respetó. El “Pacman” dio 144 libras y media.
Pacquiao golpeó mucho al “Tornado de Tijuana” y volteó hacia el réferi Laurence Cole en más de una ocasión en el décimo round, como para preguntarle si no iba a detener el desigual encuentro.

MARGARITO: CIRUGÍA
DEL HUESO ORBITAL
Contra el “Pacman”, Margarito sufrió fractura del hueso orbital del ojo derecho, el cual tenía totalmente cerrado en el último tercio del duelo, y mostraba muy escasa visión en el ojo izquierdo. Cuando se escuchó el gong al final de los 12 asaltos, Margarito tenía ambos ojos cerrados y el rostro ensangrentado.
“Le dije al árbitro que mirase cómo tenía los ojos y sus cortes; no deseaba hacerle un daño permanente. Eso no es boxeo”, dijo Pacquiao, quien terminó con enorme hinchazón en sus puños.
Tres días más tarde, Margarito fue sometido con éxito a una cirugía, y solamente sostendría una pelea más, al darle la revancha a Miguel Cotto. Éste lo noqueó técnicamente en nueve giros el 3 de diciembre de 2011 en Nueva York, en defensa de su faja de súper campeón superwelter de la WBA. La riña fue detenida por una fea inflamación alrededor del ojo derecho del tijuanense.
Margarito había doblegado a Cotto por KOT en 11 episodios el 26 de julio de 2008 en Las Vegas, por el fajín welter de la WBA. Con el tiempo, se acusó al entrenador Manuel Capetillo de poner yeso en el vendaje del mexicano, lo que le costó a Capetillo una suspensión en Estados Unidos.