Chivas y Cruz Azul reparten puntos en un vibrante partido

Mexico, 2016-01-16 19:45:30 | Redacción ESTO

POR MANUEL GÓMEZ C.

AÚN sin ganar en el incipiente Clausura 2016, Cruz Azul y Guadalajara ilusionan a sus fanáticos en el repleto estadio Azul. Emoción, drama y otro empate para dos grandes del futbol mexicano, que en el presente semestre ahora sí parecen dispuestos a terminar con todos sus “fantasmas”, muy a pesar de que los números todavía no llegan.
El estreno goleador de Orbelín Pineda, como refuerzo de Chivas, y el golazo de maestro del cementero Jorge Benítez, contribuyen al 1-1 decisivo ante una mayoría rojiblanca en las tribunas del inmueble de la colonia Noche Buena.
A cuenta gotas, las nuevas cartas de Tomás Boy y Matías Almeyda, demuestran que a pesar de todo sus respectivos pueblos pueden soñar con el resurgimiento de la Máquina y de las Chivas. La puntería le ha fallado a unos y otros, pero las emociones dejan satisfechos a los asistentes.
El uniforme alternativo del Rebaño, playera roja con los hombros en azul, es el “prietito” en el arroz. La tradicional prenda rayada se ha quedado en el vestuario del tradicional club tapatío, recargado tras su visita a la Basílica de Guadalupe.
Después de dos jornadas del certamen liguero, celestes y rojiblancos suman dos puntos cada uno. Tendrán que comenzar a ganar a partir de la siguiente jornada, porque a los de la Perla de Occidente les hace falta acumular unidades para alejarse de la quema del descenso, elemento que continuará como principal riesgo.

EL PARTIDO
De principio a fin las emociones estuvieron presentes en el escenario cruzazulino. Al minuto 5, el “Conejito” Brizuela centró a primer poste, donde Orbelín Pineda pateó a puerta, ante la sorpresa del “Maza” Rodríguez, incapaz de frenar la embestida rojiblanca. El 0-1 animó tanto a los visitantes que estuvieron cerca del segundo. Tres minutos después, el propio Brizuela filtró para el “Gullit” Peña, éste prolongó y de frente al marco, solito, apareció Omar Bravo. Su tiro, sin embargo, voló y la ocasión desapareció en las gradas.
Después del mal inicio, Cruz Azul reaccionó y recargó la apuesta en la velocidad e inteligencia de Jorge Benítez, quien al 13′ dejó ir el empate, al tardarse en rematar un “bombón” que le puso Joao Rojas, de buena actuación en el compromiso.
Instantes después, el propio Benítez falló otra opción y al 15′, el “Cata” Domínguez impactó con la cabeza, pero Toño Rodríguez realizó un espectacular lance para mantener el cero en su meta.
Sin embargo, Benítez, respaldado por la habilidad de Joao, fue el hombre importante para el ataque celeste. Presente en el área, demostró que es muy peligroso aún ante la marca de varios contrarios.
Mientras el juego estuvo a favor del Rebaño, los espacios quedaron para que Chivas matara. Así, al 32′, el “Conejito” Brizuela falló una clara. Pero el cierre del segundo lapso fue todo azul. Rodríguez tuvo una mala salida que pareció abrirle la puerta del empate a los de casa. Después, el “Chaco” Giménez encabezó un contragolpe que Joao Rojas no logró cerrar.
Y en el 42′, cuando se aproximaba el descanso, Joao aprovechó un error en la salida, por parte de Orbelín Pineda. El balón le quedó al “Conejo” Benítez, quien con gran habilidad condujo el balón y entre tres tapatíos se abrió camino al área para terminar por patear a portería y superar al fin a Toño Rodríguez. El 1-1 llegó como justo premio para la Máquina.
En el complemento, Cruz Azul poco a poco demostró tener mayores deseos de hacerse del triunfo. Lo tuvo al 64′, cuando Rojas, convertido en figura, soltó un centro que conectó el “Maza” Rodríguez y el balón sacudió el poste derecho de Rodríguez.
Al 73′, Benítez, inspirado, realizó una otra maniobra espectacular. Con el balón bien pegado en los pies, se sacudió contrarios camino al área, pero en el último tramo se cruzó una pierna salvadora para evitar la anotación.
Almeyda sacó pronto al “Gullit” Peña, quien no vio una buena actuación, mientras que Tomás Boy se guardó los ajustes hasta el final. El ingreso del refuerzo Joffre Guerrón tardó en llegar. Los pocos minutos no le valieron para mostrarse en la cancha.
En el minuto 90, el “Dedos” López soltó un centro a segundo poste y el cabezazo sólido del “Titán” Salcedo le metió nervios al partido, pero el atajadón de Guillermo Allison evitó la victoria rojiblanca.
Luego, en la agonía, Miguel Ponce cometió falta ante la arremetida de Omar Mendoza. El penalti quedó para la polémica. Roberto García Orozco se tragó el silbato y la igualada fue el justo premio a la actuación de dos grandes, dispuestos a despertar.