Los olímpicos Roldán, Zamora y Paredes conquistaron oro, plata y bronce

Mexico, 2016-01-17 02:05:51 | Redacción ESTO

EL hecho de asistir a la misa con que evocó el segundo año de la desaparición física del sempiterno presidente del Consejo Mundial de Boxeo, don José Sulaimán Chagnón, hizo posible que reuniéramos a tres medallistas olímpicos ganadores de oro, plata y bronce en el legendario recinto mariano ubicado al pie del monte del Tepeyac.
Así fue como platicamos con los capitalinos Antonio Roldán (oro), Alfonso Zamora (plata) y Juan Paredes (bronce), quienes consiguieron el preciado metal en los Juegos de México 68, Munich 72 y Montreal 76, respectivamente.
Roldán nos dijo: “Siempre, cada año, venimos a la iglesia a escuchar la misa que se ofrece en memoria de don José; él siempre se portó muy bien con nosotros y se distinguió por sus acciones para bienestar de todos los que integramos la familia del pugilismo. En boxeo profesional hay muchos campeones, pero somos pocos los medallistas olímpicos. Zamora es subcampeón olímpico y campeón del mundo como profesional, es el único que lo ha logrado en el boxeo mexicano”.
Zamora, quien radica en Aguascalientes desde hace varios años. comentó sobre el hecho de su presencia en la Antigua Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe:
“Creo que es lo menos que podemos hacer, ya que don José fue un baluarte del boxeo mexicano, dirigió el boxeo mundial, pero al de México lo llevó a alturas que nadie pensaba. Es agradecer a una persona que nos dio todo, es corresponderle con el corazón. Con mucho gusto saludamos a la familia Sulaimán”.
Paredes expresó: “Primeramente, es un gran orgullo poder darme el gusto de decir que fui amigo de don José, un gran guerrero, un personaje, un todo a nivel deportivo, a nivel de ser humano. Mi admiración y mi respeto para él.
“Se preocupaba por nosotros los boxeadores, trabajó siempre para apoyar al deportista, era una persona que no tenía preferencias, con todo mundo era igual”. (JL Camarillo)