Kika Edgar es una nueva mujer

Mexico, 2016-01-22 08:53:21 | Redacción ESTO

CORTESÍA DE JESÚS TEPEPA

SOBRE una pequeña mesa de cristal, unas flores parecen sonreír… una mirada luminosa atraviesa los reflejos… La guapa Kika Édgar muestra felicidad, alegría, pues para mayo tendrá nuevo álbum bautizado con el nombre de “Nuevas canciones”.
“Es toda una sorpresa, me siento contenta, muy emocionada… ya estaba esperando esto porque se trata de un disco mágico, diferente, muy distinto a lo que he hecho, un gran reto porque dejo de ser la mujer fuerte, intensa y me abro al lado opuesto, ahora muestro fragilidad en un trabajo muy honesto”, explica.
No deja de sonreír… bromea… deja ver parte de su alma a través de la palabra.
“He cambiado, creo que para mejorar, he caído muchas veces y me levanto, mi vida es hoy diferente; por eso quise plasmar lo que vivo; salir del hoyo es bien difícil, pero siempre hay que seguir adelante”.
Anteriormente era agresiva y ahora tiene otra personalidad proyectada desde el interior de la persona.
“Abro la puerta que en el pasado no dejaba abrir, antes solo decía ‘te odio’, ahora dejo ver a quien ha sufrido y ya no quiere perder el tiempo”.
Según su propio decir, ha dejado de ser una niña, tiene un presente como esposa y madre.
“Me gusta ser transparente, abierta, es parte de la evolución personal y profesional, ofrezco lo que vivo en el momento, no puedo ir contra lo que siento”.
Al lado de Kika estuvieron el maestro don Armando Manzanero, al igual que el reconocido señor Leonel García.
“Con el maestro Manzanero ya son años de conocernos, le dio al clavo en las canciones. Con Leonel, bueno… sus composiciones ¡son fuertes!… hago dueto con ambos y las cosas salieron muy bien, hemos hecho un equipo de trabajo excelente”.
Actriz, intérprete… pero jamás sería compositora.
“La pluma no se me da, quien tiene talento para escribir lo tiene, yo no; soy muy confusa para mis ideas porque siempre quiero decir mucho, entonces no me sale bien; lo que me apasiona es interpretar y de esa manera transmito lo que siento”.
Esas flores parecen verla, ella las acaricia con su mirada de una nueva mujer.