Montes reconoce su error, "fue una entrada imprudente"

Mexico, 2014-06-04 23:28:29 | José Ángel Rueda

GUADALAJARA.- Más que en las muletas, Luis Montes salió del hospital apoyado en su gran mentalidad y fortaleza psicológica; y es que apenas poco más de setenta y dos horas después de haber sido intervenido quirúrgicamente por el doctor Rafael Ortega, el ‘Chapito’ dejó el nosocomio donde estaba internado en la ciudad de Guadalajara por su fractura de tibia y peroné, la que lo ha dejado sin Mundial.

En medio de aplausos del staff médico, familiares y otros presentes, Montes llegó con las muletas hasta la puerta del hospital. Contento por el apoyo de los presentes y demostrando buen ánimo, el mediocampista del León agradeció todas las muestras de cariño que ha recibido en estos momentos tan complicados, y eso lo motiva a seguir sonriendo y trabajando en su rehabilitación.

“Por algo pasan las cosas. Soy una persona alegre, no tengo que cambiar ni nada, soy una persona que me gusta estar alegre, echando ‘carrilla’ y eso no lo voy a cambiar. (Estoy) muy bien. El día del accidente me puse a pensar todo, asimilarlo, y ahora a ponerme al cien por ciento en la recuperación. Sé que vienen cosas importantes, me ha tocado ganar campeonatos, nunca le he reclamado nada a Dios, ahora que me quita esta oportunidad tampoco tengo por qué reclamar”, dijo el bicampeón con los esmeraldas del León.

IMPRUDENCIA

Una conducción deficiente dejó que el balón escapara unos metros y terminó fracturándose al chocar con Segundo Castillo, de Ecuador. El ‘Chapito’ reconoció que el error fue suyo por como buscó el esférico, aunque no se reprocha, pues él juega a no guardarse nada en el terreno de juego.

“Yo digo que ha de haber sido por la emoción que traía del gol todavía, una jugada en  la que entré imprudentemente, sabiendo que podría haber un choque fuerte. Las cosas pasan por algo. Soy un jugador que dejo todo. Ahora me tocó pasar esto, pero con la frente en alto y pensando en la recuperación”, agregó, al tiempo de explicar que todavía en el hospital de Dallas estuvo observando el partido de sus compañeros y varias repeticiones de la jugada en que se lesionó.

Finalmente, Montes se mostró contento porque Segundo Castillo no se perderá la Copa del Mundo luego de ese fuerte choque que repercutió en la rodilla del sudamericano.

“Estoy muy contento con él, de que no le haya pasado nada, la imprudencia fue de mi parte, yo solito ocasioné el accidente, pero me alegra por un jugador con la calidad humana que tiene él; me mandó un mensaje, eso habla muy bien de la persona que es”, dijo.

Tras atender a los medios de comunicación, Luis fue puesto en una camilla que lo subió a la ambulancia, para después ser llevado hasta el aeropuerto y trasladarse a la ciudad de León, donde desde esta tarde está acompañado de su familia. No habrá tiempo por perder y de inmediato comenzará su rehabilitación, intentando cumplir con el pronóstico, que es de cuatro a seis meses. (Ernaldo Moritz/ESTO Jalisco/Fotos: Fernando Carranza)