Nueva exigencia para el Atlético de Madrid

Mexico, 2016-01-25 11:56:48 | Redacción ESTO

Madrid.- Los entramados defensivos de los últimos visitantes al Vicente Calderón, el más reciente el Sevilla, suponen una nueva exigencia y un nuevo reto para el Atlético de Madrid, necesitado de un plus de imaginación, precisión y concreción para derribar las murallas que le plantean ahora muchos rivales.

No fue una novedad para el Atlético la proposición conservadora del Sevilla. Ya la sufrió con el Sporting de Gijón, al que ganó en el tiempo añadido con un gol del francés Antoine Griezmann, y con el Levante, al que doblegó entre el atasco ofensivo en el minuto 81, con una acción y un 1-0 decisivo del ghanés Thomas Partey.

Son tres de los últimos cinco visitantes al estadio Vicente Calderón en la Liga. A los otros dos también los ganó. Al Athletic Club, que le presionó, le enredó y le minimizó sin echarse tan atrás como sus otros adversarios más recientes, por 2-1; al Espanyol, con un gol que aclaró el duelo al empezar, en el minuto 3, por 1-0.

“(El encuentro del Sevilla) fue el mismo partido que hizo el Levante, el mismo partido que hizo el Sporting de Gijón, que nos costó muchísimo en cuanto al trabajo defensivo que hicieron. Los otros partidos los sacamos adelante porque pudimos hacer gol. Y este domingo no tuvimos la suerte de convertir”, resumía el argentino Diego Simeone al término del choque contra el conjunto andaluz.

En los tres, la sensación fue de dificultad ofensiva del Atlético, con una ambición potente, pero tendente y obligado cuando se le presenta un encuentro así, con zagas atrincheradas en su área, a descargar el juego por las bandas, con la única opción de un centro lateral con ventaja para las defensa y que casi nunca conecta con un rematador entre los innumerables rivales a su alrededor.

Cuando combina con velocidad y con precisión, como demostró sobre todo en un tramo de la primera parte contra el Sevilla, en el segundo cuarto de hora del partido, es distinto para el Atlético, capaz de generar entre las combinaciones más sensación de agobio para los adversarios que se han encerrado últimamente en su campo.

“Es normal (que los rivales planteen así sus partidos), porque venir a jugar al Calderón es un estadio complicado, prácticamente no nos hemos dejado puntos ahí en los últimos años y los rivales te respetan de otra manera. Es su forma de mostrarte respeto”, valoró este lunes el uruguayo Diego Godín, segundo capitán del Atlético.

“Vienen a defender bien y a cuidar su arco. Normal. Y nosotros jugando en casa tenemos que plantear otras cosas, sobre todo ofensivas, para intentar romper esa barrera. Una vez que puedas romperla, es mucho más fácil. Nos pasó con el partido del Levante, con el Sporting, que pudimos al final, pero sí se nota que los rivales te respetan muchísimo más cuando vienen al Calderón”, dijo.

Esa exigencia, además, repercute aún más con los problemas de gol del Atlético, con 30 tantos en 21 jornadas. Es el sexto equipo por goles a favor en esta Liga, en la que sólo ha recibido ocho, el número que compensa una fórmula que mantiene al conjunto rojiblanco igualado a 48 puntos con el Barcelona, líder con un choque menos.

Son los números más bajos de goles a favor en las tres temporadas anteriores completas del argentino Diego Simeone en el banquillo del conjunto rojiblanco. La pasada campaña llegó a estas alturas con trece más (43); en 2013-14, cuando fue campeón, sumaba 23 más (53) en este momento y en 2012-13 llegó a este tramo con doce más (42).

Necesita y espera más aportación goleadora de cuatro de sus delanteros: el colombiano Jackson Martínez, con dos en la Liga y tres entre todas las competiciones de esta temporada; Fernando Torres, con dos en el campeonato; y los argentinos Ángel Correa y Luciano Vietto, con dos y uno, respectivamente, en la Liga.

“El equipo está ganando partidos por la mínima y el año que ganamos la Liga también hubo partidos así. Siempre vamos al lado positivo. Está claro que todos queremos ganar 7-0 u 8-0, pero hoy en día es muy difícil y está al alcance de muy pocos”, explicó este lunes Gabi Fernández, centrocampista y capitán rojiblanco.

“Esperamos que nuestros delanteros empiecen a marcar goles. A todos nos gustaría meter goles. No sólo los delanteros, sino que la gente de medio campo tiene que aportar goles. Y esperamos que no sea una lacra al final de temporada y no nos arrepintamos de nada”, añadió Gabi, cuyo equipo enlaza dos partidos sin marcar por primera vez este curso, entre el 0-0 de la Copa del Rey contra el Celta en Balaídos y el 0-0 con el Sevilla en la Liga de este domingo. EFE