América

Para Goltz, el mal paso del América, es intrascendente; ya volarán

Mexico, 2016-01-28 20:10:22 | Redacción ESTO

PAOLO Goltz es directo.
“No tenemos porqué culpar al técnico, con quien trabajamos muy bien y estamos contentos. Esto es una mala rachita, así nada más. Por supuesto que siendo el América, un grande, como lo dice William y la historia lo establece, y por supuesto que cuando los resultados no se den bien, se hablará, por eso pensamos sólo en ganar, sin caer en obsesiones”, explicó el defensa del América.
Goltz no elude responsabilidad.
“Todos tenemos responsabilidades. Cuando los resultados no son buenos, y cuando se dan, tenemos la misma responsabilidad, y hoy, pensamos en Dorados, una plaza, donde su equipo lucha por el no descenso, que tendrá a su público a favor, pero estamos fuertes, y con sabiduría enfrentaremos este compromiso”, comentó.
El entorno critica al América y se especulan muchas cosas, como ultimátum a Nacho Ambriz, pero Goltz es ecuánime y dice: “Todo lo que se dice, la verdad, no nos presiona, porque más motivación que vestir la camiseta del América no lo hay. Y en cuanto a presión, siempre lo habrá, pero con trabajo saldremos adelante y ganar”.
Reconoce Goltz que del partido contra el Atlas con respecto del que fue ante Pachuca, “nuestro rendimiento fue malo. Quizá no hicimos cosas que frente al Atlas fuimos muy eficaces, por eso tenemos que reencontrarnos con nuestra regularidad como fue antes”.
Del público, Paolo está agradecido.
“La gente nos motiva que nos aliente, y de esa manera se consiguen más puntos”, abundó.
La ausencia de Paúl Aguilar, quien es una pieza importante en el aparato defensivo, Goltz dice que “Paúl es un jugador muy importante y tenerlo dentro de la cancha nos aporta mucho, es de Selección, así es que sí es importante dentro de la cancha”.
Considera Goltz exageradas las críticas sobre Ambriz, y la única defensa es “hacerlo dentro de la cancha para que se hable positivamente de todos. Con paciencia saldremos adelante, pero hay que hablar dentro de la cancha”.
Goltz dice que el compromiso es “defender los colores a muerte, entregar todo, sin caer en confianzas”.