David Carmona se tiene fe; no se achica ante 'Mounstruo' Inoue

DAVID “Severo” Carmona practica el jab con mucha fuerza y descarga su poder contra las manoplas. Es una de sus rutinas diarias en el gimnasio Nuevo Jordán.
El “Severo”, cuyo mote original era “Cebero” porque su padrino boxístico Gonzalo Plascencia se dedicaba a la venta de cebo a distintas industrias, disputará el título mundial supermosca de la WBO al invicto Naoya “Monstruo” Inoue, a fines de abril en Japón.
El aspirante a la corona es hijo del ex pugilista César Carmona, hermano de los ex peleadores Rubén, Javier y Ernesto.
-David, parece una empresa muy difícil, contra el “Monstruo”.
“Así es, pero lejos de sentirme presionado, de sentirme preocupado, estoy contento, motivado. Me dice mi tío Ernesto que hay varios ejemplos en que los grandes campeones surgen de una sorpresa; para eso me preparo, voy a hacer mi pelea, sé que voy contra un gran rival, pero para ser el mejor hay que ganarle al mejor. Voy a su casa, pero un punto favorable es que la presión es para él, es Inoue el que tiene que brindarse a su público”.
A sus 23 años, con marca de 22-2, 11 nocauts y cinco empates, y luego de empatar con el filipino Warlito Parrenas en duelo por el cetro mundial interino supermosca de la WBO, Carmona considera que atraviesa por muy buen momento.
“Sé que voy contra todos los pronósticos, pero voy a entregarme en el ring, es un logro llegar como clasificado número uno, ir a Japón como retador oficial. Lo único que debo hacer es divertirme, desempeñar lo que sé hacer en el ring.
“He trabajado, me he puesto a aprender desde aquella pelea contra Parrenas, me siento entusiasmado, estoy trabajando como no he trabajado en ninguna pelea, y mentalmente también voy al ciento por ciento, para llegar con todo. Esta oportunidad es la que soñé toda mi vida y sé que va a irme bien”.
-¿Admiras a algún boxeador?
“Mi gran ídolo es Juan Manuel Márquez, sin duda es icono del boxeo de México, no solo por sus cualidades boxísticas sino por lo disciplinado y lo profesional que es en toda la extensión de la palabra, un boxeador profesional”.
-¿Tratas de imitarlo?
“Soy muy disciplinado, por algo he llegado a donde estoy, soy muy trabajador, me dedico ciento por ciento a mi carrera, Bendito Dios, sólo vivo para el box. En esta pelea tengo que ser el doble de disciplinado, entrenar al doble, trabajar al doble, correr al doble, y eso va a marcar una diferencia”.
David mencionó el apoyo que recibe de ese gran aficionado al boxeo que es el señor Gonzalo Plascencia.
“Desde mi primera pelea profesional a cuatro rounds me ha apoyado física, emocional y, sobre todo, económicamente. Ha estado conmigo en forma incondicional”. (JL Camarillo)

CÉSAR y Javier Carmona alzan los brazos de David. En el grupo, netamente familiar, también aparecen Luis “Chino”, Karla, y (en cuclillas), Ernesto Carmona padre e hijo.

Miguel Román apunta a lo máximo ante Michael Marcano

Román, retador al título superpluma del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), defenderá esa posición ante Marcano

Miguel Berchelt y Jonathan Barros, listos para la reyerta

Los púgiles ofrecieron un entrenamiento público, listos para la pelea titular que tendrán el sábado en el Poliforum Zamná

Rush quiere llevar su rivalidad con LA Park a otro límite

El Ingobernable quiere ver sangre en su enfrentamiento contra la huesuda.

Atlantis vence a Rey Bucanero y defiende título nacional

El ídolo de los niños realizó la quinta defensa del título nacional de peso Semicompleto.

Newslwtter
NOTICIAS