Sergio Flores retomó la senda triunfal; cortó dos orejas y salió a hombros

POR HORACIO SOTO CASTRO

FOTOS: ALBERTO MONTALVO

EL tlaxcalteca Sergio Flores retomó la senda triunfal, pues ayer en la Plaza México, en la penúltima corrida de la temporada se alzó con dos orejas y salió a hombros por la Puerta del Encierro, luego de hacer dos faenas de calidad que pudieron ser escrituradas con un mayor número de apéndices, pero las estocadas que cobró no fueron lo suficiente letales para ser premiadas con mayor jerarquía y en la segunda señaló un pinchazo antes del espadazo.

Lo que importa es que Sergio salió con los lauros en la mano después de que en su anterior comparecencia no tuvo la suerte con el lote de toros que le correspondieron, y ahora, la suerte le cambió y en el sorteo le correspondieron los mejores toros del encierro de Barralva. Y fue un digno regalo en el Día del Amor y la Amistad para sus señores padres, ya que su segundo toro se los brindó sentidamente.

Botanero y Carasucia fueron los astados que le tocaron, que lucían enormes “sombreros de charro” y unos pitacos más astifinos que unas dagas. Afortunadamente Sergio es un valiente y no tomó muy en cuenta las cornamentas ni el volumen y se enfrentó a ellos con desparpajo, con muchas ganas, muchas ilusiones y deseos de salir con los honores máximos.

Flores mostró su capacidad taurina que lo ha colocado entre los mejores toreros de México por su personal estilo de hacer el toreo, por su valor y variedad en su repertorio. Su primero era canteado (que nació con la cabeza chueca, pero sin peligro), pero que dio buen juego. Tuvo recorrido y aguantó los  muletazos que le corearon con fuerza, primero por marcar los tres tiempos básicos que hemos venido señalando de citar, templar y mandar y resultaron pases larguísimos y sobre todo con templanza, que iban acompañados de olés largos como los muletazos. Los naturales fueron emotivos que llegaron a los tendidos con resonancia. Tuvo pocos muletazos y se fue a tablas y hasta allá fue Flores para cuajar ayudados de calidad y hasta dos dosantinas ejecutó con un afarolado. Pases por alto y estocada sin efectos rápidos. Petición y se concede la oreja.

Su segundo estuvo variado con el capote y en quites se hizo ovacionar con fuerza con chicuelinas  ajustadísimas, media revolera y una larga.

Su segundo fue un tío y se dio a torear logrando hasta cinco ayudados largos y templados que tuvieron más transmisión que un trailer. Los cambios de mano fueron precisos con ayudados y cambios a la mano derecha con mucha ligazón y temple. Siguió con ese ritmo entre los sonoros olés, pues fueron los mejores muletazos de la tarde. Pinchazo estocada y el toro vendió cara su bravura, pues se resistía a doblar. Petición para oreja y fuertes palmas en el arrastre. Vuelta devolviendo toda clase de prendas como para poner un bazar.

BARRALVA

Los ganaderos hermanos Álvarez Bilbao enviaron un encierro exageradamente bien presentado, con edad, kilos, que acudieron con bravura a los caballos y recargaron de firme. Todos se dejaron meter mano, unos más que toros, pero sin peligro, sobresaliendo los que le correspondieron a Sergio Flores. Cornamentas así de grandes y astifinos y varios de ellos fueron aplaudidos de salida y los del tlaxcalteca de ida y vuelta. Toros del encaste español de Atanacio Fernández de la línea de Parladé, Conde de la Corte.

Desafortunadamente el público no asistió como se esperaba tanto por los alternantes como por el ganado y se calcula que entraron unas diez mil personas en tarde soleada, sin viento, propia para las corridas de toros.

Después del paseíllo se solicitó un minuto de aplausos a la memoria de Jesús Dávila Medina, uno de los mejores jueces de la aplaza México.

MACÍAS

Las ilusiones del aguascalentense Arturo Macías se estrellaron frente a los dos toros que le tocaron, a pesar de que él se identifica plenamente con los toros de Barralva. Arturo estuvo valiente, torero y tesonero, pero no le respondieron sus enemigos. Estuvo bien y a su primero le sacó pases de calidad, pero no alcanzó a redondear. No estuvo certero con la espada y escuchó un aviso en su primero y se retiró entre palmas. Con su segundo, un toro parecido a Don Palillo, castaño y con impresionante cornamenta, pero no del juego y bravura de aquel. Arturo tuvo momentos buenos y estuvo valiente, metido entre los pitones, que el público no le agradeció. Mató pronto y pitos al toro.

ROCA REY

La confirmación de la alternativa del peruano Andrés Roca Rey se vio un tanto emborronada al final con su segundo toro, que no tuvo un pase y levantó la mano en señal de que regalaría uno, sin consultar a la empresa, ganadero y juez, y no se autorizó y el público armó la bronca. En realidad no se sabe por qué no se autorizo el regalo.

El peruano Andrés Roca Rey confirmó su alternativa con el toro 191, Cardifresco, con 500 kilos, negro, silleto, enmorrillado, alto y muy astifino, con el que demostró que está muy toreado con sitio, tiene valor y variedad en su tauromaquia. Tiene escuela y sabe los terrenos que pisa. Además de que en la plaza tuvo muchos paisanos alentándolo. Fue ovacionado en quites y con la muleta expuso un muestrario de pases que ejecutó con calidad y que le fueron coreados. Se fue por derecho y dejó una estocada caída. Tuvo petición, que no se concedió y salió al tercio. Y con el otro no pudo hacer mayores cosas. Esta fue una de las pocas corridas que sale con las manos vacías.

¡Ahí hay tres toreros!

Cuando se juntan toros bravos y toreros con garra, surgen tardes inolvidables.

Oreja y cornada para el "Calita" en Pachuca

“Calita” recibió una cornada por la cual tuvo que ser intervenido.

Javier Sordo y una meta clara: llenar la Plaza de Toros México

"Se han conformado carteles con la mira de lograr un incremento notorio en las entradas hasta lograr llenar la plaza", apuntó

Dan a conocer los primeros 11 carteles de la Temporada Grande

El matador Mario Zulaica, levantó el telón como estaba previsto, para dar anuncio de los primeros 11 carteles.

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS