Emilio Santos, ejemplo de superación

Emilio Santos Hernández, ex púgil que se midió con lo mejor de la baraja nacional entre 1980 y 1994, lapso en que se desempeñó como profesional, demuestra que nunca es tarde para perseguir los objetivos que uno se propone. Para él, uno de ellos es conseguir un título académico.

“Estoy por terminar la preparatoria y deseo terminar una carrera profesional”, afirmó.

Este combatiente que se distinguía por su poder de manos y su bravura, dejó su natal Pochutla, Oaxaca, cuando tenía 13 años de edad, para acompañar a su padre y a su hermano mayor, quienes se mudaron al puerto de Acapulco. Ahí, motivado por la trayectoria del gran Salvador Sánchez, se hizo boxeador en el gimnasio de la Arena Coliseo local, con el entrenador Rufino Mellín, según recordó en visita a ESTO.

Lo primero que hizo al llegar este sábado al imponente edificio de la esquina de Guillermo Prieto y Serapio Rendón, fue agradecer el apoyo recibido durante su carrera deportiva.

“Posteriormente, de Acapulco me trasladé a la Ciudad de México, donde entrené con Ángel Fuentes Petatán -en el desaparecido gimnasio Ibero Metropolitano V- y Lupe Sánchez”, explicó.

Emilio se midió con personajes como Isidro “Sid” Pérez y Germán Torres, a la postre campeones del mundo, así como con Jorge Cano, Gilberto Sosa, Javier Alonso, Rubén Padilla (al que noqueó dos veces), José Luis Zepeda y Ladislao Vázquez.

Entre sus víctimas contó a Javier Alonso y Santiago Méndez.

El que fuera ponchador temerario, evocó la ocasión en que peleó con Javier “Candelita” Várguez, en Mérida. “Le pegué tan fuerte que me fracturé el puño derecho. Le estaba dando una golpiza cuando salí cortado por un cabezazo, y le dieron la decisión técnica”, acotó.

Actualmente, Emilio trabaja en la Delegación Venustiano Carranza y, aparte de cursar la preparatoria, toma clases de computación los fines de semana.

Ahora se prepara para ir en Semana Santa a Pochutla, en la llamada Costa Chica, después de muchos años. “Quiero saludar a mi familia y a mis paisanos. Mi sobrino, Algair Galguera Hernández, me dice que está muy inquieto por hacerse boxeador. Él tiene 16 años, estudia la prepa y es hijo de mi hermana Margarita”, aseveró.

Este sábado, Santos platicó telefónicamente con su paisano Noel Matus Carmona, y también conversó con el periodista César Martínez Ramón, a quien tiene en alta estima, “ya que me ayudó con reportajes en el ESTO, en mi etapa de boxeador”.

Santos envió saludos al señor Juan Chao, propietario del Restaurante Café La Nacional, en la colonia Tabacalera. (José Luis Camarillo)

La Triple A volverá a la feria del Caballo

El director general de la empresa, Dorian Roldán, aseguró que se sienten orgullosos de poder refrendar la alianza.

Deontay Wilder buscará revancha contra Tyson Fury

El boxeador consideró que fue un error salir con un disfraz de 18 kilos

El 'Rey Gitano' noqueó a Wilder

Tyson Fury se proclamó nuevo campeón universal del WBC

Deontay Wilder manda fuerte mensaje a Andy Ruiz

El pugilista expresó que el mexicano debe volver al gimnasio

NOTICIAS
<