Del Olmo, defendió el homenaje al "Cuau"

En la semana de los amigos del Cuau en Agenda Fox Sports, desde Oviedo, en España, donde es director deportivo, Joaquín del Olmo pone el dedo en la llaga en la controversia del homenaje que América ha preparado para Blanco el sábado en el Azteca: “Leí hace poquito en internet, me da tristeza y me parece una estupidez. Un tipo que dio todo por el futbol mexicano, que nos dio grandes tardes, grandes Mundiales, que es reconocido, ¿qué más da si estuvo registrado a tiempo, si lo registran hoy? Siempre buscamos cosas donde no tienes que buscarlas.

Joaquín fue contundente: “Es una estupidez y ojalá la prensa le dé el valor de lo que fue Cuauhtémoc como jugador y persona, más allá de todos los errores que tuvo en su carrera, creo que fue un ‘crack’, uno de los mejores jugadores de México, y hay que reconocerlo”.

Además, tocó un punto fino sobre Blanco, el ser humano: “Antes del futbolista hay que hablar del ser humano. Un tipo humilde, con calidad humana, compañero, frontal, haciendo lo que quería. La gente no lo sabe, en operaciones del jardinero del América, me consta o ayudó. Una calidad humana increíble.

Recordó aquellas Águilas del 94-95: “Ahora de futbolista, cuando llegué al América él había jugado y con Beenhakker encontramos un sistema en el que encajaba perfecto por la banda izquierda. Un genio. Cuando empezó a jugar tenía más velocidad, desborde por la banda, luego tomó protagonismo en el club y la Selección como un creativo”.

Un Blanco que siempre dejó todo en la cancha: “De las personas que a la hora buena del partido no van a esconderse, quiere el balón. Le encantaba que el público le gritara en contra, ya sabía que si a Cuau le pegaban lo motivaba, había que dejarlo pasar desapercibido, no podías estarlo jodiendo. Un ‘crack’ como futbolista, pero más como persona”.

De la agresividad que siempre se habló de Cuau, del Olmo comentó: “Era un tipo muy humilde, nació en el barrio y de una familia de un nivel no alto en México, por eso era tan agresivo. Pensaba que todo mundo que se le acercaba le quería robar o molestar, pero cuando conocía a la gente y se abría, era diferente. Eso lo llevaba a la cancha, quería ser protagonista. Cuando Cuauhtémoc se enojaba, brillaba”.

En el vestidor, se guardó los códigos, pero recordó: “Me hacía reír mucho, tenía cada ocurrencia, nos divertíamos muchísimo. Es el único jugador que se atrevió a hacerle una broma manchada a Marcelo Bielsa. Entendíamos todos que era un tipo alegre, que no lo hacía en mala onda, siempre con mucho respeto”.

Grande entre los grandes: “Marcó época, aparte estuvo en un club que genera mucho amor o mucho odio. Me da gusto que América se acuerde de él y le brinde este partido contra Morelia”.

Joaquín sabe de las emociones que se viven en un adiós y seguirá el partido de Cuau, así esté 10, 20, 30 minutos: “Espero que hagan una buena fiesta y la gente americanista de toda la vida se acerque al partido de homenaje. Cuau se lo merece, va a ser especial para él y seguramente va a llorar porque es un tipo sentimental. Más allá de la cara dura y la joroba, tiene sentimientos increíbles y lo va a disfrutar. No es fácil decir adiós al futbol, se extraña.

Se despidió de la llamada: “Felicito a la directiva del América porque hace esto posible, me gusta que se le reconozca a una leyenda de México y el América”.

Oribe Peralta no saldrá del América

Las puertas del Nido están cerradas

Carlos Adrián Morales dice adiós al futbol

El ex jugador de Lobos BUAP anunció su retiro de las canchas.

La Volpe ganó el partido, la orden de aprehensión no procede

Ricardo agootó hasta sus últimos recursos para ganar el juicio

Santiago Baños ya sondea un posible refuerzo

Santiago destacó que esta incorporación no tendría un lugar seguro

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS