Cuauhtémoc Blanco, agradecido en su retorno a Coapa

El nido se volvió a engalanar. La última joya americanista brilló en Coapa como en los viejos tiempos, el siempre querido y popular, Cuauhtémoc Blanco, regresó a la estirpe que lo forjó como jugador para después ver nacer a la figura que se gestó en el medio futbolístico nacional.

Ayer las labores con traje, corbata y en el escritorio de la alcaldía de Cuernavaca las hizo a un lado para enfundarse en el plumaje americanista y entrenar con el dorsal 100 de cara al homenaje que le realizarán contra Morelia, en lo que fue oficialmente su retorno al América, luego de sus “adiós extraoficiales” que tuvo en Puebla y en Selección.

Blanco volvió cual ave que retorna a su anidar, por lo que generó una nueva aprobación al dicho que reza…

¿Si amas algo, déjalo libre, si regresa es tuyo, si no, nunca lo fue?

Regresó por amor al arte y al club de sus viejas glorias, mismo que le debía un homenaje en su retiro de las canchas.

Así que el Cuau, después de sudar la gota gorda en su primer entrenamiento bajo las órdenes de Ignacio Ambriz y junto a la plantilla integrada por Peralta, Sambueza, Benedetto, Quintero, entre otros, agradeció infinitamente la oportunidad de “ahora sí” retirarse del futbol con el equipo de sus amores, asignatura que tenía pendiente, pues si por él fuera “espero aquí un día morirme, porque aquí nací”.

Entre la nostalgia y los recuerdos que representó volver a pisar las instalaciones de Coapa “te das cuenta que dejas muchos amigos, desde que yo llegué están aquí y me dio gusto verlos.

“Aquí me encontré los masajistas a la gente que trabaja aquí en el América y que los conozco, es padre regresar y es muy bonito recordar viejos tiempos, obvio que no están mis cuates de antes, ahora hay gente nueva, pero la verdad que es gente comprometida con el equipo”, dijo con la añoranza a flor de piel.

Los años no transcurren en vano, pasan factura, por ello Blanco acumula tres semanas en entrenamiento, pero la de ayer fue la primera práctica en conjunto, con el grupo, con sus nuevos compañeros para medirse a Monarcas.

“Me sentí bien contento por haber regresado aquí la verdad que disfrute este poquito tiempo de interescuadras que tuvimos”, aseguró con voz entrecortada.

Los agradecimientos no terminaron en el guión de Blanco, quien con “Cuauhtemiña” recordó esas viejas formas de festejar, misma que haría en caso de anotar frente a Monarcas, porque la “verdad que estoy contento por este momento, queda  agradecerle a Emilio y a la directiva por darme esta oportunidad de jugar un partido, yo le había pedido desde hace mucho tiempo y se me da la oportunidad hasta ahora”, expresó el jugador, quien de funcionario solo tuvo el nombre y apellido, pues corrió,  gritó y dio instrucciones como en el pasado, con ese don de mando que lo hizo volar a altas latitudes y que, de nuevo regresaría para ahora morir.

Te Recomendamos ESTO:

 

Herrera presume liderato del América

El ahora líder de la competencia en el futbol mexicano disfruta de su momento

El liderato es lo de menos: Aguilera

El autor del primer gol no pierde el piso, pese a que las Águilas ye están en la cima del Apertura

Anotar en el Azteca, un sueño hecho realidad para Lainez

El juvenil venía de días difíciles tras rehabilitarse de un esguince en el tobillo

En América ya hablan de la llegada de Vidal

El guiño de Arturo a las Águilas ya hizo eco en Coapa

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS