Arturo Macías, al mejor cazador se le va la liebre

POR MIGUEL ÁNGEL GARCÍA

La suma de las circunstancias dio como resultado una tarde amarga al final. No siempre las cosas funcionan, pero tampoco sé de un solo torero o un ganadero que vaya a una Plaza de Toros con la idea de fracasar. De por sí conseguir un triunfo es complicado, pero a veces la suerte no da ni para un aplauso, pese a que todo torero siempre irá a buscar, con base en sus posibilidades, gustar al público y conseguir salir a hombros a como dé lugar. La tarde del domingo pasado las circunstancias no favorecieron al matador Arturo Macías en la Plaza de Toros Nuevo Progreso de Guadalajara, un coso de por sí duro, dicen, y que esta vez desató su ira contra Macías simple y sencillamente porque las cosas así se dieron. Los toros de Bernaldo de Quirós no caminaron como se esperaba, el lote de Macías no tuvo muchas opciones. Ante ello el hidrocálido alargó sus faenas con la intención de buscar pases, pero la gente no estaba para esperarlo, menos el juez: oficialmente se le fue vivo el toro a Arturo. Más tarde, en el toro de regalo, en portagayola el astado le cambió el viaje y tremenda arrollada que sufrió, que bien pudo ser de fatales consecuencias.

-¿Hasta al mejor cazador se le va la liebre, torero?

“Durante los tres toros mi actitud siempre fue de agradar, considero que estuve por encima de su comportamiento; alargué las faenas por intentar agradar, lo que provocó que el tiempo se acortara al entrar a matar. Fue una tarde muy intensa con la gente”.

-Es extraño que la gente se meta así contigo, ¿recuerdas otras tardes duras en Guadalajara?

“Ha sido extraño, la verdad que sí, pero así es el toreo, de mucha hombría, y más en este tipo de tardes”.

-¿Qué experiencia te llevas? 

“No he hecho un resumen, siempre hay cosas que se pueden mejorar. La gente estuvo muy diferente desde el principio esta vez, pero no voy a buscar excusas, simplemente fue una tarde complicada en mi carrera”.

-¿Por qué se te fue vivo el toro?

“Todo fue muy rápido. Cuando estaba toreando me tocaron el primer aviso, luego le pegué un espadazo al toro y me tocaron el segundo muy rápido. El toro se puso andarín y me dio tiempo a pegarle un descabello, pero sonó el tercer aviso y enseguida se echó. No fue una tarde de 20 pinchazos y 40 descabellos, perdí el sentido del tiempo, más bien”.

Arturo Macías no recuerda cuántos toros se le han ido vivos, son cosas que es mejor olvidar.

“Uno nunca se acostumbra, no es la primera vez que me pasa”, dijo el torero.

-Y luego para rematar la tarde el toro te arrolló en la portagayola.

“El astado salió muy rápido, me marcó que venía centrado hacia mi cuerpo; tengo un problema en el hombro izquierdo y siempre que pego la portagayola con esta mano se me suele zafar el hombro, por eso todas las largas que pego son por pitón derecho. El toro se me vino centrado, pero de último momento me cambió el viaje; al ir cayendo el toro me brincó, como esperaba, y solamente me pegó en la cabeza. Me dejó un chipote, pero nada de gravedad”.

-¿Se queda la espina clavada en esta plaza?

“Claro, son tardes que debo asumir como lo hago con las tardes de gloria, no es bueno acostumbrarse a lo bueno. Realmente no fue una tarde de petardo”, concluyó.

Dan a conocer los primeros 11 carteles de la Temporada Grande

El matador Mario Zulaica, levantó el telón como estaba previsto, para dar anuncio de los primeros 11 carteles.

La segunda fue la vencida para Francisco Martínez

Francisco Martínez se anotó el triunfo grande en lo que fue su segunda comparecencia

Más toreros latinoamericanos dignifican el sentido de Cali

El “Payo, será el único matador representante del toreo mexicano

Hermosillo da sobresaliente actuación en la Plaza México

La tercera novillada presentó a una terna de novilleros de Aguascalientes

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS