Evergrande invierte 200 millones en formar futbolistas chinos

La escuela de fútbol Evergrande tiene entre ceja y ceja cambiar la situación del fútbol chino. Equiparar el nivel de este deporte al del potencial económico del que presume el país. La apuesta es de 200 millones de euros. Y el objetivo formar jugadores y engrandecer acercar la competitividad al de las principales ligas.

El Guangzhou Evergrande es ya el mejor club en China. Vigente campeón de la Superliga, que ha conquistado en los cinco últimos años. Y vencedor de la Liga de Campeones asiática en el 2013 y 2015. Ha reforzado su plantel, dirigido por el brasileño Luiz Felipe Scolari, con jugadores de renombre. Pero su idea va más allá y pretende asegurarse el futuro.

200 millones de euros fue la inversión que no hace mucho inyectó Evergrande para construir una escuela de fútbol. Su mantenimiento cuesta más de 10 al año.

“El objetivo es cambiar la situación del fútbol chino que es baja. China es un país muy fuerte en economía y deporte. En Pekín 2008 fuimos los que más medallas logramos. Pero en fútbol, como el deporte más importante del mundo, el nivel hay que mejorarlo. El ránking de China en FIFA es sobre el 80. La economía es fuerte y el está por debajo del nivel que debería. Eso no está bien”, explicó Liu Jiangnan, presidente de la escuela de fútbol Evergrande en un encuentro con la Agencia EFE.

“Todos queremos cambiar esta situación para que el nivel de fútbol sea mayor. ¿La razón?. Hay varias. La principal es que no tenemos un sólido plan de formación para los niños. Entonces no sólo vamos a invertir dinero en los clubes de Primera División sino también en la formación de jóvenes”, añadió el responsable de la escuela, que desde su creación ha aportado 72 jugadores a la selección china.

Por eso, tiempo atrás puso en marcha la escuela de fútbol más grande del mundo en China. Ahora, ha consolidado otra en España, en Madrid.

“España es uno de los países con mayor nivel de fútbol en el mundo. Real Madrid y Barcelona son los clubes top del mundo. Nos asociamos con la compañía Soxna de Madrid para la construcción de la escuela en China. Estamos ahora en Madrid”, explicó Liu Jiangnan.

La intención de Evergrande junto a Soxna es que los niños chinos puedan formarse en un país con gran tradición futbolística. En un medio de una de las potencias mundiales de este deporte. A nivel competitivo.

Así nació la escuela de fútbol de Evergrande en España, ubicada en Madrid desde hace más de un año y que a final del presente mes alcanzará los 75 niños dedicados a mejorar su formación futbolística y docente.

“Los niños están en una situación absolutamente legal. Con sus visados de estudios. Debidamente empadronados. Asegurados, con tutores y profesores que vienen de China. Viven en unos apartamentos equipados en la urbanización Santo Domingo y además, es lo que más nos costó, encontrar un sitio donde mantener el sistema educativo chino. De modo que es el único proyecto en el mundo en el que los niños que vienen a formarse a través del fútbol. Se encontró en el Liceo Europeo de Madrid, en La Moraleja”, explicó a EFE Luis Alsina, presidente de Soxna.

“A los alumnos se les implanten clases de refuerzo de español e inglés. Así, cuando vuelvan a China, habremos conseguido que los niños que vienen aquí dominen tres idiomas universales y su vida esté encauzada. Estos niños no están bajo la tutela de ningún club de elite. Por eso, a diferencia de otros modelos parecidos con otros nombres chinos, el gobierno chino es el único modelo y proyecto que ampara a través de la embajada”, aclaró Alsina.

“Damos mucha importancia en la escuela al estudio. Combinamos fútbol con estudio. Tradicionalmente, en China, cuando se juega al fútbol no se estudia. Aquí los niños tienen que estudiar además de recibir la formación de fútbol. A España hemos enviado profesores de China para mantener el sistema educativo chino aquí. Y también aprenden la cultura y el idioma español manteniendo el suyo para cuando vuelvan. La vida está canalizada. Si no llega a ser profesional estará preparado para los exámenes para entrar a la universidad”, insistió Liu Jiangnan.

Todo nació años atrás. “Con el sueño de construir un gran colegio privado en el sur de China. Así pudimos construir lo que es ya la mayor escuela de fútbol del Mundo. Cuenta ahora con más de 50 campos de fútbol y 3000 niños estudiando allí. Tenemos allí 24 entrenadores y hay más de 150 entrenadores chinos a los que se está formando. Es una escuela, un colegio. No una cantera”, relató Luis Alsina.

“El presidente chino es un enamorado del fútbol y quiere que su país crezca en el fútbol. Cada vez que ha venido a Europa ha mostrado su interés en que los niños pudieran venir a Europa para mejorar su formación porque es el mejor lugar”. EFE

Cesc Fábregas pide a Eden Hazard que se quede en Chelsea

"Todo el mundo le aprecia; los hinchas, el club, los jugadores... y nosotros le necesitamos", añadió

Rummenige llama "aficionados" a directivos de Federación Alemana

"Para mí hubo claramente una falta de gestión profesional en una situación de crisis", declaró

Zlatko Dalic podría dejar de ser técnico de Croacia

“Es el momento ideal para que me vaya, lo más bello es irse cuando estás en la cúspide, cuando eres el mejor”

El Napoli cierra la puerta a Karim Benzema y Ángel Di María

Aurelio De Laurentiss, presidente del club, descartó la llegada de los futbolistas del Real Madrid y PSG

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS