"El Sirenito", terapia contra el mal humor

CORTESÍA DE LAURA LÓPEZ

Entre anécdotas y risas, Ariel Miramontes “Albertano” y Raquel Bigorra platicaron sobre el efecto de hilaridad como una de las mejores catarsis para olvidarse de los problemas.

La mirada de ambos dejaba entrever la complicidad para llevar al máximo la diversión con la puesta en escena “El Sirenito”, a través del divertido argumento y de las elocuencias de cada uno, haciendo hincapié en la maestría de esos grandes que les acompañan en el escenario como Benito Castro y Manuel “El Loco” Valdés, de quienes reconocieron que han aprendido los secretos de hacer reír.

En una amena charla en la Redacción de ESTO, Ariel comentó que la obra se trata de una idea salpicada de improvisación, pero sobre todo de las cientos de vivencias que han tenido no sólo él sino el elenco completo.

Al respecto, Raquel Bigorra dejó en claro que no se trata de una obra ‘pastelazo’, hecha al aventón, sino apegada a un argumento, pero aplaudió la agilidad mental de todos y cada uno de los participantes, sobre todo la experiencia que aportan los decanos de la comedia. “Es una obra en la que todos nos divertimos, chacoteamos, improvisamos, pero sin perder el respeto hacia los demás compañeros y al guión”.

La combinación de las nuevas ideas de la comedia con el tradicional humor blanco de antaño es la fórmula que lleva al público a estallar en risas y carcajadas a lo largo de más de una hora en el Centro Cultural 1, con lo que cumplen su cometido de ofrecer una terapia para olvidarse del estrés y los malos momentos.

“La risa es liberadora y catártica, las revistas sirven como válvula de escape para decir lo que, por ejemplo, en la televisión no se puede; pasa como en las redes sociales: todos podemos opinar sobre diversos temas sin ninguna censura”, señaló el comediante.

“Nos hemos engolosinado de tal manera que ya no queremos una risa a medias; queremos la carcajada del público, queremos que los asistentes se entreguen todo el tiempo. Vamos disfrutando la obra cada vez más”, aseveró la actriz.

En relación a la participación de actores de diferentes televisoras, Raquel Bigorra destacó que la comedia “El Sirenito” pone el ejemplo de que en la familia artística no debe haber direccionismos más allá de los contratos que se tengan de manera personal. “La confianza entre nosotros nos ha permitido enriquecer la relación de amistad, pero sobre todo el intercambio de chascarrillos logrando una confianza verdadera de una familia en la comedia, generada por la neutralidad del teatro, en el aspecto laboral”.

“Albertano”, quien ha comprobado el éxito de su talento creativo para hacer guiones y programas como el de “María de todos los Ángeles” y ahora “El Sirenito”, indicó que por el momento está entregado a esta puesta en escena y a las grabaciones del nuevo programa que llevará por título “Nosotros los nacos”, al lado de Adrián Uribe, Malillany Marín y Carmen Salinas.

Por su parte, la actriz cubana señaló que está en una nueva etapa en la televisora del Ajusco y ya prepara un programa que saldrá el verano próximo.

El resumen del Exatlón semana nueve

Los rojos perdieron un atleta importante en juego de eliminación.

Asaltan y secuestran a la actriz Betty Monroe

La Fiscalía Desconcentrada en Coyoacán inició una carpeta de investigación por los delitos de robo a casa habitación y secuestro

Cirque du Soleil hará show inspirado en Messi

'Cirque du Soleil' había rendido homenaje a grandes figuras de la música mundial

Zague explota contra comentarista de Televisa

A Zague no le cayó muy bien una broma del comentarista de Televisa

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS