'La Tigre' Jiménez, promete ser una campeona duradera

POR JOSÉ LUIS CAMARILLO
FOTOS: ÉRIK ESTRELLA

UNA carrera vertiginosa, como no había antecedentes en el boxeo mexicano y que también es “todo un caso” en todo el orbe, es la que ha desarrollado la capitalina Alejandra “Tigre” Jiménez, quien se manifiesta orgullosa de ser considerada un ejemplo para el género femenino al haber eliminado 50 kilos de peso, para comprobar que “todo es posible” y que todo sueño puede alcanzarse.
La actual campeona universal de peso completo conquistó el cinto verde del WBC el viernes pasado en la Arena Grand Oasis de Cancún, precisamente donde debutó como profesional en un pleito a cuatro rounds en octubre de 2014. Nunca peleó más de esa distancia -aunque fue programa por una sola vez, a seis giros, pues ganó por KO en 2- y solamente llevaba cinco combates de paga cuando se lanzó a la tarea más grande que un boxeador pueda tener, y más para una novata como ella. Ello consistía en intentar el derrocamiento de la monarca reinante, la mexicana-estadounidense Martha “La Sombra” Salazar, quien atesoraba experiencia a raudales.
En su debut, Jiménez registró un peso de 90 kilos, y poco menos de un año y medio más tarde, con el duro trabajo de gimnasio y las indicaciones de su nutriólogo, ascendió a 101.100 para su reyerta titular.
Como se calculaba, resultó su pelea más dura, ya que al principio, como confiesa, “me ganó la presión; estaba nerviosa”, pero la táctica y los entrenamientos desarrollados junto a su equipo rindieron frutos “a la hora de la verdad”. Así fue como logró imponerse de la manera más dramática y cerrada que uno pueda imaginar: una decisión mayoritaria, con un voto de empate y dos a su favor al cabo de 10 volcánicos episodios.

JC Y MAURICIO
“Me emocionaba oír que Julio César Chávez me lanzaba gritos de estímulo desde su asiento. Fue algo increíble escuchar los coros de México, México, durante la pelea. Prometo ser una campeona de muchas defensas”, acotó.
El presidente del Consejo Mundial de Boxeo, Mauricio Sulaimán, se dijo “maravillado” por la tremenda contienda que presenció desde ringside. Muy pocos saben que la realización de dicha batalla fue recomendada por el joven directivo (“hay que hacerla, ya”, le escuchamos preconizar en más de una ocasión), lo que demuestra que heredó la visión de su padre, don José.
Cuando se le pide, Alejandra no tiene empacho en mostrar fotos de cuando “era una persona gordita de 150 kilos de peso”, y explica cómo el boxeo le cambió la vida, al grado de “ser hoy alguien muy distinto”, y desde entonces sus relaciones mejoraron superlativamente, con su hija, con su familia y con su pareja.
Aficionada a la cocina, no es raro que se haya graduado de Chef y recuerda que trabajaba en un restaurante de la colonia Condesa en lo que parecía ser el inicio de una carrera de éxito, ya que asistían clientes de elevado nivel económico y los dueños estaban satisfechos con su labor; sin embargo, un fatal accidente de automóvil de su tío Víctor le obligó a dedicarse a cuidarlo por los dos meses que sobrevivió, y tuvo que renunciar.
Gracias a su mente positiva, Alejandra Jiménez Ayala, de 28 años, pudo convertir dicho infortunio en una nueva oportunidad al poder enfocarse más al boxeo, primero en una etapa como aficionada en la que solamente sostuvo 10 combates -sin conocer la derrota-, la cual, como ya conocemos, coronó con el máximo campeonato que un ser humano que se pone unos guantes pueda tener, y apenas en la que era su sexta riña de paga.
Alejandra visitó ESTO en compañía de su hija Ailime, quien cumplirá ocho años el próximo 1 de abril y cursa el segundo año de primaria. Ella es el principal motor de su vida, según señala.
“La Tigre” no deja de agradecer el apoyo del WBC y remarca “el triunfo de un trabajo de equipo”. Lo mismo da crédito a sus promotores, Pepe Gómez y Memo Rocha, y, se refiere de manera especial a Alberto Segura, su entrenador; a Joel Espinoza, a su preparador físico, y a David Campos, su nutriólogo.
No faltaron de nombrar sus sparrings para esta extraordinaria preparación: Josué de Jesús y Omar Sandoval, de la misma manera que citó a Gabriel Soto y a su patrocinador, Fire Sports.
“Un respaldo muy importante fue el del señor Félix Trejo, líder de Meave, y de su hijo Félix júnior. El señor Félix ha sido como un ángel de la guarda”, puntualizó.
“La Tigre” platicó con nuestro Director, Salvador Aguilera, quien le confirmó que las puertas del Diario de los Deportistas están listas todo el tiempo para brindarle la mejor recepción.

REVANCHA
Alejandra reiteró estar dispuesta a darle la revancha a Martha Salazar. Al preguntarle si mantendrá el mismo peso de 102.100 kilogramos, respondió de modo afirmativo, y aseveró: “En ese peso me sentí fuerte; ella (Salazar marcó 108.800) también lo es y no hay que dar ventajas. Prometo dar un mejor rendimiento, hay mucho por hacer todavía”.

"Canelo" asegura que vive gran momento, pero quiere más

El boxeador mexicano habló previo a su pelea en el Madison Square Garden.

"Canelo", en negociaciones para pelear en el Azteca

Eric Gómez, presidente de Golden Boy Promotions, señaló que pelear en el Azteca es un sueño del “Canelo”

“Canelo” Álvarez ya está en Nueva York para pelea con Fielding

El mexicano se medirá con el británico el sábado en el Madison Square Garden.

“Canelo” Álvarez se juega más que una pelea ante Fielding

El mexicano podría ser nombrado "Boxeador del Año" si el sábado sale con el puño en alto

LO ÚLTIMO
LO MÁS VISTO
Newslwtter
NOTICIAS