En Brasil 2014…ilustres ausentes

Mexico, 2014-06-07 12:34:30 | María Vega

Fifa.com

Las 32 selecciones clasificadas para la Copa Mundial se preparan para entrar en acción. Los mejores jugadores del planeta velan armas para el espectáculo que se avecina. Los aficionados están ansiosos por ver a los máximos exponentes del deporte más popular del mundo en la cancha.

En realidad, el párrafo anterior es ligeramente impreciso. Debería decir… “casi todos los mejores jugadores”, porque la mala suerte se ha cebado con un pequeño grupo de estrellas. Ya sea por lesión o porque sus equipos no consiguieron el ansiado boleto, hay un importante batallón de jugadores de élite que no estarán en Brasil.

 Sin pasaporte
Hay un par nombres que, sin duda, acaparan los reflectores en la lista de ausentes porque sus selecciones no hicieron los deberes deportivos y se quedaron sin pasaje. Son dos de los futbolistas más en forma de la temporada europea, esenciales para que sus clubes se cubrieran de gloria. Zlatan Ibrahimovic y Gareth Bale tendrán que ver los partidos de Brasil 2014 por televisión. Su enorme talento individual y su gran aportación a la selección no fue suficiente. El sueco, dolido en su orgullo, llegó a decir: “Un Mundial sin mí no merece la pena verlo .

Ellos son, quizá, las fallas más llamativas relacionadas con las escuadras que no sellaron su pasaporte. Pero el número de ausentes se multiplica cuando se considera a aquellos que ya estaban listos para enfundarse sus camisetas, pero se les cruzó la mala fortuna en el peor momento.

La mala pata
Quizá el caso más doloroso sea el del colombiano Radamel Falcao. El delantero se preparaba para disputar la primera Copa Mundial de la FIFA en su carrera. El destino, sin embargo, tenía otros planes. El 23 de enero, el Tigre sufrió una delicada lesión en la rodilla. Durante meses, buscó recuperarse a tiempo, y parecía tener el milagro al alcance, pero al final no le alcanzó. “Es un momento difícil, pero apoyaré al equipo desde afuera”, señaló Falcao en su mensaje de despedida. Y añadió en su cuenta de Twitter: “Hoy solo puedo sonreír por haberlo intentado hasta el final”.

El colombiano no es el único marginado por las tan temidas lesiones de rodilla. Otros dos futbolistas, en el mejor momento de su carrera, tendrán que animar a sus compañeros desde la distancia. Theo Walcott, el extremo del Arsenal y Víctor Valdés, el portero del Barcelona, se rompieron solos, sin contacto con un rival. Un mal paso y un salto a destiempo cambiaron sus vidas para siempre.

Luchó hasta el último minuto también, pero el francés Franck Ribéry no logró recuperarse de una lesión en la espalda que venía arrastrando en las últimas semanas. El brillante atacante del Bayern de Múnich fue dado de baja de la selección gala luego de que a seis días de que iniciara la máxima justa se resintiera de la lesión en los entrenamientos. A última hora también cayó el mediocampista y capitán ruso Roman Shirkov, por una lesión de rodilla.

Casi todos los equipos participantes en la Copa Mundial de la FIFA han debido modificar sus planes por una lesión desafortunada. Alemania tendrá que recomponer su mediocampo sin el tenaz Ilkay Gündögan, mientras que Países Bajos deberá hacerlo sin Kevin Strootman y Rafael van der Vaart, y España sin el prometedor Thiago Alcántara.

Italia se estremeció con la durísima fractura de tibia y peroné de Riccardo Montolivo, que parecía esencial para los planes del técnico Cesare Prandelli. Tan crucial y de tal impacto, que Tuttosport titulaba tras la noticia: “Drama y decepción. Incluso Irlanda nos da miedo”.

El mismo día, la misma lesión dejó fuera a Luis Montes, uno de los jugadores más en forma de la selección mexicana. El terrible golpe llegó apenas dos minutos después de que el mediocampista abriera el marcador en un amistoso ante Ecuador. El jugador azteca se tomó su desgracia con sentido del humor y, unas horas más tarde, publicó en su Twitter: “Por cierto, ¡qué gol metí!”, una frase que tuvo nada menos que ¡más de 38.500 retweets!. Al mal tiempo, buena cara…

Croacia sufrió triple infortunio, y su técnico Niko Kovac ha de prescindir de Ivan Strinic, Ivo Ilicevic y Niko Kranjcar. En Colombia no sólo extrañarán a Radamel Falcao, sino también a Amaranto Perea y Edwin Valencia, mientras que en Chile lamentan los problemas de tobillo de Matías Fernández.

Males globales
Los equipos africanos tampoco quedaron exentos de esos golpes del destino. Camerún deberá prescindir de su poderoso delantero Pierre Webo, Costa de Marfil perdió a Lacina Traore, y Ghana no contará con Jerry Akaminko.

En CONCACAF, es Costa Rica la más afectada, tras las lesiones de Álvaro Saborío (fractura en un pie) y Rodney Wallace. Además, Bryan Oviedo no se recuperó a tiempo de una fractura de tibia y peroné sufrida en enero. México perdió también a Juan Carlos Medina.

El fantasma de las lesiones ha respetado bastante a Asia, aunque Australia deberá aprender a vivir sin su estrella de las eliminatorias, Josh Kennedy, y la República de Corea sin su lateral Kim Jin-Su.

No podríamos terminar esta lista sin recordar nombres como Steve Mandanda, Christian Benteke o Holger Badstuber, y, por supuesto, el gran bastión de España, Carles Puyol, a quien las reiteradas lesiones avocaron a un, quizá prematuro, retiro internacional tras 100 partidos con la Roja y los títulos de la Copa Mundial de la FIFA Sudáfrica 2010 y las Eurocopas 2008 y 2012.

Así pues, “casi” todos los mejores jugadores del mundo estarán en Brasil. Pero se echará de menos a los ausentes que hubieran dado más fulgor a un torneo que promete ser inolvidable.