¡Contra reloj! Rafa Márquez, el gran capitán

POR EUGENIO DÍAZ

HAY que tener serenidad para hablar de lo hecho por un futbolista, ya que los colores, la pasión inherente al juego, suelen nublar las ideas, minimizando o maximizando la realidad.

Si el tema se centra en Rafa Márquez, futbolista en activo pero a 5 minutos del retiro, debemos decir desde ya que está en el top 5 de los históricos mexicanos, quizá sólo detrás de Hugo Sánchez y por delante de otros grandes como Carbajal, Borja y hasta Cuauhtémoc Blanco.

De Rafa Márquez, de su carrera, de sus éxitos, de su paso por la Selección absoluta de México, de la dependencia del equipo nacional ligada a su talento, a sus capacidades, a su liderazgo, podría escribir un libro.

Hoy, prefiero centrarme en el presente del futbolista michoacano.

Si bien es cierto que el talento no se da en macetas, el que Rafa siga siendo el referente del equipo denota varios aspectos.

Más allá del nivel que se le quiera dar a la Liga MX, lo cierto es que Rafa, tras su regreso a México en el 2013 para defender los colores del León, fue una pieza fundamental en el bicampeonato del León. Después, la parábola de su vida futbolística ha descendido de forma clara. Durante la campaña 2014-2015 le tocaron no menos de 10 partidos del Verona, equipo al que emigró Rafa tras su paso por el León. Debo decir que el Hellas Verona es un equipo modesto, con poco capital para armar un cuadro competitivo, y por ello no pretendo cargarle la mano al internacional mexicano. Sin embargo, en resumen, destaco haber visto a un jugador con técnica, pundonor, claro de ideas y funciones, competitivo en el aire. En contraparte, también pude observar a un futbolista con poca reacción, sin la velocidad y ubicación de antes; a veces desesperado, cuyos errores individuales ocasionaron penales, varios goles y hasta tarjetas rojas, además de lesiones.

El tiempo en el futbol, como en la vida misma, significa todo.

El deporte profesional está marcado por el tiempo. Cada vez es más bajo el promedio de edad en el alto rendimiento en casi todas las disciplinas.

A título personal, me gustaría recordar a Rafa como lo que fue, un grandísimo futbolista. Desgraciadamente, hoy Rafa debería pensar en el retiro. Parece que lo vivido en Italia y en los últimos tiempos y más recientemente con el Atlas de Guadalajara no debería haber sucedido, no debería haber pasado. En estos momentos Verona está condenado al descenso en la Serie A de Italia, mientras en la Liga MX el Atlas toca fondo.

¿Qué justifica tanto estrés, tanta responsabilidad que conlleva y lleva en la espalda Rafa Márquez?, ¿qué necesidad de vivir sus últimos momentos futbolísticos lleno de preocupaciones, tensiones, lesiones, concentraciones, errores, malos momentos para quien lo ganó todo a nivel europeo?

Y por otro lado, más allá de la dependencia del equipo mexicano, ¿no es momento ya de que Rafa no sea convocado para que otros jugadores puedan entrenar, jugar y consolidarse en la defensa de cara a lo que viene para la Selección?

La histórica dependencia del equipo nacional se entiende, pero nada es para siempre y el recambio es ya necesario. Quienes hablan de un quinto mundial de Márquez, me parece, ni entienden el juego y confunden a la gente.

Osorio, técnico del Tricolor, debe entender que por más que el rival en turno sea Canadá, en el papel un rival muy débil, lo de Rafa no se justifica.

Cuando la mente es más rápida que las piernas hay que decir adiós.

Si la edad y el tiempo no fueran factor, jugarían Pelé y Maradona todavía.

INICIO CON EL TRI

Con sólo 17 años debutó en la fecha 11 del Invierno 1996 con el Atlas. Desde entonces titular indiscutido en el Atlas y de ahí la historia todos la conocemos. Éxito tras éxito, tocando el cielo con el Barcelona.

DATO CURIOSO

En aquel primer llamado a la Selección absoluta de México en 1997 y siendo el director técnico el gran Bora, cuando el serbio dio la lista de convocados donde se destacaba a Márquez, resulta que en la comisión de selecciones se generó una confusión, ya que en el club Atlas había dos futbolistas con el mismo apellido: Rafa Márquez y César Márquez. Al final, la historia la conocemos todos. Uno triunfó en Europa y jugó 4 mundiales, Rafa; el otro, jugó más en equipos del Ascenso que de Primera División, César.

MARCA MUNDIAL

Único futbolista en portar el gafete de capitán de su Selección en cuatro mundiales.

COPA AMÉRICA 1999

Durante la Copa América de 1999 en Paraguay, la Selección de México, dirigida por Manuel Lapuente, enfrentó en su primer juego a Chile, entonces equipo que contaba en sus filas con dos delanteros de clase mundial: Salas y Zamorano. Aquella tarde en Ciudad del Este, Márquez, que jugó al lado de Claudio Suárez, dio un partidazo, secando a los dos delanteros chilenos. Ese día, representantes del Mónaco de Francia estaban en la tribuna. La historia se cuenta sola.

Tri sub-21 cierra preparación rumbo a Barranquilla con triunfo

La selección mexicana de futbol sub 21 derrotó por 7-1 al representativo de la Fuerza Aérea Mexicana.

Guillermo Ochoa, Guante de Plata del Mundial

Paco Memo fue superado por dos atajadas por el arquero belga Thibaut Courtois

El “Messi mexicano” le hace el feo al Tricolor

el joven futbolista dejó claro que su única prioridad es vestir la camiseta de la Albiceleste

Courtois superó a Paco Memo como mejor portero

Con las intervenciones de este sábado, el arquero belga se quedó en la cima de la Copa de porteros

Newslwtter
NOTICIAS