Chivas apaga el rugido del Puma y ya sueña con la Liguilla

Mexico, 2016-04-03 22:40:10 | Redacción ESTO

POR MIGUEL ÁNGEL MÚJICA/@MigueleldelEsto
FOTOS: ÉRIK ESTRELLA/@ErikEsto73
ENVIADOS ESPECIALES

ZAPOPAN.- Hay rachas en el futbol que pasan más allá de lo creíble. Anoche, Chivas demostró que tiene como verdadero hijo a Pumas. El Rebaño mostró su mejor futbol en el torneo, suficiente para golear a los felinos -4-0- y ampliar la jetattura un año más. Aunque el Rebaño hizo algo más que confirmar su paternidad sobre Universidad, también aseguró su permanencia y de paso se pone a un punto de la Fiesta Grande. Gran noche de los rojiblancos.
El gigante está despertando y de continuar con esta forma seguramente estará en la Fiesta Grande.

EL JUEGO
Pumas arribó a Guadalajara con la promesa de romper la mala racha ante Chivas. Las palabras se quedaron en el viento.
Chivas inició animado. Los rojiblancos no tardaron en avisar. Salcido entró solito en un tiro de esquina, su cabezazo se fue por un lado. Cisneros continuó el festín. Carlos disparó desde fuera del área a las manos de Palacios
La tercera fue la vencida. Pineda se encontró un rebote. Orbelín no dudó en sacar el disparo, Ruiz la desvió, el balón hizo un extraño que dejó parado a Palacios. ¡Gol de Chivas!
Golpeado, Pumas mostró las garras. Herrera la tuvo frente a la meta tapatía, Salcedo se cruzó para evitar la anotación auriazul.
Chivas apeló al contragolpe. Guadalajara aprovechó la lentitud de Verón. Cisneros se quitó a Alatorre, mandó el centro, el “Hechicero” no cortó, pensó que Fuentes haría la cobertura, el error del capitán felino se transformó en gol gracias al “Conejito” Brizuela.
La mejor del visitante llegó al final del primer lapso. Quiñones hizo pared con Fuentes, el colombiano intentó habilitar a Herrera, Salcedo cortó una vez más. Titánico esfuerzo del central.
El primer tiempo terminó con el local arriba en el marcador.
Pumas quiso rugir. Universidad reaccionó para el complemento. Los intentos de Cortés y Sosa ilusionaron, aunque solo quedaron en sustitos.
La fiesta tapatía comenzó. Zaldívar le faltó el respeto a Verón, el “Chelo” amplió el balón para Brizuela, Isaac no se comió la finta de Palacios, el balón terminó en la red.
Almeyda supo leer el momento. Matías mandó a la cancha a la “Chofis” López. Javier respondió de inmediato. La naciente figura le pintó la cara Darío, Verón se quedó parado ante el recorte del canterano, superar a “Pikolín” fue mero trámite.
Pumas no reaccionó, incluso Memo Vázquez decidió meter a Cabrera para no llevarse más goles.
Chivas no quiso hacer un marcador de escándalo. Brizuela, Peña y la propia “Chofis” tuvieron para hacer más holgado el marcador.
El reloj expiró, no hubo para más. Chivas está salvado, su nuevo rostro no lo hace conformarse con la permanencia, la Liguilla está a un punto de distancia.