Chivas y el "efecto Almeyda"

Mexico, 2016-04-04 19:46:02 | Redacción ESTO

GUADALAJARA.- La llegada de Matías Almeyda significó una revolución en el Guadalajara. Las Chivas dejaron de lado la era José Manuel de la Torre tras malos resultados, con gran hermetismo el argentino llegó a Verde Valle.

Los resultados llegaron de inmediato. Un juego vertical, con opciones al frente y triunfos fueron los que caracterizaron los primeros choques.

Fue Pumas y su fortaleza en Ciudad Universitaria los que se encargaron de derrotar por primera ocasión al “Pelado”.

Los resultados dejaron de acompañarlo. Almeyda no logró colar al Rebaño Sagrado a la Liguilla.

El siguiente torneo y con una planeación hecha meramente por él comenzó con el pie izquierdo.

Tres empates y una derrota fue el saldo en los primeros tres choques. El proyecto comenzó a generar dudas. Chivas se convirtió en el “rey” de los empates. Solamente una victoria ante Gallos Blancos rescató el proyecto, pues incluso hasta en el estadio Chivas no lograron ganar.

La jornada diez significó muchas cosas para Almeyda.

Su Rebaño requería de una victoria ante América para recomponer el paso. En un encuentro en el que fueron ampliamente superiores, los tapatíos sorprendentemente cayeron ante el rival más odiado.

La cosa no pintó bien. Los grades mandos del chiverío plantearon hasta qué punto sería buena la continuidad del pampero. Fue Jorge Vergara el que salió a la defensa de su técnico.

“Tengo plana confianza en que Matías y su cuerpo técnico nos van a llevar a un buen momento pronto”.

Con voz de profeta, el dueño del equipo no se equivocó.

Tras la caída ante las Águilas algo cambió en Chivas.

La intensidad de aquellos tres partidos invicto revivió.

Almeyda podrá contar que fue el primer técnico en liga que salió victorioso del estadio BBVA Bancomer de Monterrey.

La actuación de Chivas esa noche fue completamente convincente. Con base en sus refuerzos -en aquella ocasión Carlos Peña abrió el marcador- y su cantera, -Javier López hizo doblete-, el Guadalajara triunfó ante Rayados.

La cosa no quedó ahí. El domingo pasado le pasaron por encima al subcampeón del torneo pasado. Pumas desapareció en la Perla Tapatía, el 4-0 fue convincente, sin duda el efecto del argentino ha vuelto, pero con mayor fuerza.

Las claves del resurgimiento del Guadalajara son varias, pero hay dos que sobresalen de todas.

RECUPERÓ CONFIANZA

La mayoría de los jugadores del Rebaño no estaban a su nivel. Desde los juveniles como Carlos Salcedo y Raúl López, hasta los refuerzos como el “Gullit” Peña y el “Cone” Brizuela.

Fue Matías el que recuperó a todos sus jugadores. Isaac es sin duda uno de los mejores extremos del país. El ex Toluca llega con facilidad a las porterías y define sin miedo a ser abucheado.

El “Gullit” necesitó de hacerse socio con Orbelín Pineda para dar resultados. Carlos cada día se vuelve vital en el ataque con su gran zancada y fortaleza mental.

Poco a poco los jóvenes han surgido. Desde la “Chofis” López, el “Tortas” Pérez, Carlos Cisneros y el “Chelo” Zaldívar, todos titulares, la velocidad y picardía han vuelto al Rebaño.

NO HAY JERARQUÍAS

Pero tal vez el punto más alto son las “jerarquías”, que para Almeyda no existen.

Hombres que en el pasado eran indiscutibles por lo que le habían entregado al equipo fueron a la banca por el buen momento de los canteranos.

Omar Bravo y Carlos Salcido fueron a la banca en su momento.

Aunque esto parece que le hizo bien a Salcido. El jugador fue factor ante Universidad.

El efecto Almeyda ha regresado, el propio argentino lo reconoció, su equipo está para salvarse, pero ¿por qué no pensar en el título? (Miguel Ángel Mújica/Fotos: Érik Estrella/Enviados especiales)