¡A la final! América picoteó a Santos

Mexico, 2016-04-06 00:12:21 | Javier Juárez

foto: Óscar Ramírez

Japón vuelve a estar en el horizonte, las Águilas están cada vez más cerca de cobrar revancha en suelo nipón, América luchó, batalló y remó contracorriente para superar a Santos e instalarse en una nueva final del área, el campeón peleará por revalidar su título.
El tiempo regular no bastó para decidir el pase, Agustín Marchesín se convirtió en un roble, el portero argentino le negó la gloria a varios.
Quintero le puso drama al guión, Darwin salió expulsado antes de tiempo, la indisciplina volvió a aparecer..
Aún en inferioridad numérica Ambriz no se echó para atrás, Nacho mantuvo su juego ofensivo. Al final tuvo su recompensa.
Marchesín pasó de héroe a villano, el guardameta lagunero falló en el momento menos oportuno, Arroyo lo aprovechó a través de un tiro libre, el “Gambetita” le dio a las Águilas su pase a la final.
Gignac, el “Tuca”, el “Volcán” y compañía ya esperan a las Águilas. Feroz final.

EL PARTIDO
Voraz arranque azulcrema, las Águilas mostraron el pico de inmediato, el cuadro emplumado buscó la portería rival con insistencia, los ex laguneros Oribe Peralta y Darwin Quintero no se tentaron el corazón, ambos atacaron a su anterior equipo, América buscó su boleto a la final.
Nacho Ambriz mandó al campo a su elenco estelar incluido el regreso de Moisés Muñoz y Rubens Sambueza, el capitán azulcrema lideró los embates emplumados, a él se unieron el “Cepillo”, el “Científico del gol”, Ovaldito y el “Rifle” Andrade, entre todos encerraron al equipo lagunero.
Darwin se escurrió entre la zaga emplumada, le pasó el balón a Oribe, el “Hermoso” disparó pero Marchesín detuvo el peligro, América avisó.
Santos respondió tibiamente con un tiro lejano del “Pulpo” González, el volante albiverde probó a Muñoz.
El acoso americanista siguió, el atacante colombiano enloqueció a la zaga visitante, Darwin mostró el nivel de antaño, en la siguiente jugada Carlos eludió a Marchesín, tiró a la portería pero su intento lo tapó la defensa.
Las Águilas no pararon, Paúl Aguilar también lo intentó, el lateral emplumado tiró en el área pero Agustín detuvo su fogonazo en la línea.
El vendaval amarilló siguió, Darwin y Osvaldito Martínez pisaron el área varias veces, ninguna fructificó.
Del lado albiverde muy poco, el “Quick” Mendoza junto a la “Rata” Bravo gozaron de pocas opciones en el área, Rabello y el “Pulpo” González batallaron para eludir a la defensa americanista.
En pleno acoso azulcrema Bravo paralizó a todos los asistentes, Martín robó el esférico, jaló del gatillo pero su intentó pegó en el poste.
Eso fue todo lo que generó el equipo santista, la calma regresó al nido azulcrema.
Con el par de rosas los veintidós combatientes a tomar un respiro.

EL COMPLEMENTO
Al volver al campo América volvió a pisar el área rival, Sambueza desbordó por el lado izquierdo, retrasó el esférico para Andrade, el “Rifle” disparó pero Marchesín volvió a aparecer.
El portero lagunero se puso la capa de héroe, Agustín le negó por enésima vez el picotazo a las Águilas en un remate de Darwin en el área.
El acoso azulcrema se calmó, las opciones de gol desaparecieron, eso al público no le gustó, los chiflidos se escucharon en todo el Azteca.
Fueron varios minutos tensos, ningún equipo arriesgó, un error de cualquiera era su adiós del torneo.
Ambriz por fin arriesgó, Nacho le dio minutos al “Pipa” Benedetto, el ataque americanista se fortaleció.
Zubeldía respondió con el ingreso de Ulises Dávila.
El juego se volvió tenso, Santos desesperó a las Águilas, Darwin irresponsablemente cayó una vez más en indisciplina.
El delantero colombiano correteó al “Pulpo” González por varios metros, lo barrió por detrás, eso provocó su tarjeta roja, Fernando Guerrero lo echó correctamente antes de tiempo.
Tener un hombre menos no le importó a Ambriz, el técnico americanista metió a Michael Arroyo, Zubeldía hizo lo propio con Djaniny Tavares.
En este instante llegó el final del segundo lapso, el alargue apareció.

TIEMPO EXTRA
Las Águilas se crecieron ante la adversidad, el cuadro azulcrema nunca se echó para atrás.
Después de tanto buscarlo América encontró el picotazo letal, Arroyo aprovechó un error de Marchesín para adelantar al cuadro americanista.
Santos se derrumbó anímicamente, las ocasiones de gol disminuyeron.
No hubo más en el Azteca, las Águilas volaron con dificultad pero ya están en una nueva final.