Osorio y su imagen pública; un técnico que no ve a la cámara

Mexico, 2016-04-06 15:30:04 | Redacción ESTO

Por Gianna Siervo

Consultora en Imagen Pública

La relación entre lo que las audiencias perciben de una persona y lo que esa persona es, se conoce como coherencia en el fondo y la forma en el ámbito de la imagen pública.

Desde el momento de la contratación de Juan Carlos Osorio como director técnico de la Selección Mexicana de futbol, diferentes especialidades en los medios de comunicación salieron a dar su análisis desde distintos puntos de vista de cómo sería su trabajo y como le iría al Tricolor on él.

No solo su imagen, sino sus resultados se han encargo de validar o desmentir muchos de esos análisis, con el óptimo resultado que hasta ahora ha tenido la selección.

Sin embargo, el tramo es largo, y en el juego, así como se gana también se pierde, el estandarte de exigencia que se le está poniendo a la afición es aplaudible pero también muy alto.

Los momentos difíciles siempre llegan, mas, ver a este entrenador da indicios de elementos de imagen muy accesibles que denotan cómo es antes de un partido, con los jugadores y como seria en temporadas de crisis.

En ámbitos de imagen pública se le percibe como una persona que no busca ser el protagonista; en sus declaraciones siempre resalta a los jugadores, les da los créditos de la victoria y cuida de ellos, además de que su preparación y conocimientos en su profesión se ha encargado de que sean elementos indiscutibles.

Sin embargo, yendo más allá y mirando desde la óptica de comunicación no verbal, Osorio casi nunca mira a las cámaras mientras se le entrevista, el contacto visual es un regulador de la comunicación, “los ojos son la ventana del alma”, son las expresiones de las emociones.

La teoría dice que las personas que no miran a sus interlocutores o lo hacen escasamente, generan poca confianza, inspiran nerviosismo y timidez. Mirar a los receptores será en todo momento y situación señal de poder.

La mirada a las audiencias siempre despertará la atención del público y los hará sentir involucrados, esta sería más una recomendación para el técnico que cualquier otra cosa.

Por otro lado, los movimientos del técnico en sus conferencias de prensa, siempre son pausados y controlados lo que da la percepción del dominio propio que tiene sobre sus emociones, factores indispensables en el manejo de un equipo y ante la plantilla de una selección, que como deporte al fin estará propensa a intensidades de resultados.

El uso de las plumas de colores se ha convertido en un emblema de su imagen, al igual que las libretas donde toma apuntes; estímulos que refuerzan sus características de técnico trabajador, preparado, analítico y conservador.

En el futbol mexicano ya tenemos antecedentes de técnicos más emocionales y temperamentales; los estímulos que trasmite Osorio le dan un aporte agregado al equipo de: sobriedad, pausa y racionalidad que podría volverse cada vez más interesante a medida que la selección mexicana siga avanzando por las eliminatorias y frente a sus partidos.

 

 

Twitter @giannasiervo

Instagram. Facebook Gianna Siervo.