¡Se niega a morir! Dorados se impone con contundencia a La Máquina

Mexico, 2016-04-09 23:44:15 | Redacción ESTO

POR TONATIUH G. TRUJILLO/@GuerraTonatiuh

FOTOS: JORGE BARRERA/@EstoBarrera

ENVIADOS ESPECIALES

CULIACÁN.- El torneo avanza y Dorados se niega a morir.

El Gran Pez necesita un empujoncito para caer al Ascenso MX, pero anoche demostró que se aferrará con escamas y dientes a la Primera División.

Los culichis hacen lo suyo, pelean ante cualquiera. Ayer dieron cuenta de Cruz Azul, 3-0.

Es cierto que tres puntos salvan al Guadalajara y que Morelia depende se sí mismo para permanecer, aunque la exhibición que se vio en el Banorte hace creer que el futbol, por caprichoso que sea, le da una remota posibilidad de salvación al pez.

EL JUEGO

Las redes del descenso inundaron la pecera más grande de México. Los Dorados se las ingeniaron para evitar la cacería. Su nado fue directo, Corona sufrió las consecuencias.

La maniobra del local fue perfecta. El “Propela” García dejó en el camino a Fabio Santos, su centro llegó a Morelo, Wilson quiso definir, Caraglio se cruzó con fortuna, el remate de Milton se fue al fondo de la red. ¡Gol de Dorados!

El agua llegó a su mayor emotividad. La pecera se cimbró. Dorados dio la sorpresa gracias al goleador argentino.

Cruz Azul se volcó al frente, la igualada era su meta. El medio campo con Torrado y Baca estuvo errático, Guerrón y Joao no surtieron el efecto que el “Jefe” Boy quiso. La ofensiva cementera no existió.

Joffre se encontró una, Michel tapó. El “Dinamita” no pudo explotar, Luis Ernesto lo evitó.

El andar presuroso de La Máquina culminó con el silbatazo de Roberto García Orozco, ambos se fueron al descanso.

Para el complemento, Dorados mantuvo el orden defensivo y a pesar de que su rival se adueñó de la pelota, los cementeros no tuvieron profundidad para dañar la meta sinaloense.

Con el paso de los minutos, la desesperación se apoderó de la visita. Boy apeló por su “Toro”. Vuoso entró para acompañar a Guerrón en el ataque, de poco sirvió.

El “Profe” Cruz dio cátedra. Sin echar atrás a su equipo, movió sus piezas para que el contragolpe fuera la tumba celeste.

La velocidad de Chará fue clave en la ampliación del marcador. Yimmi dejó zagueros en el camino, Morelo aprovechó el “bombón” que le pusieron para hacer el segundo.

El panorama se tornó negro para Dorados. Tenían la ventaja pero Roberto García Orozco marcó una pena máxima. El héroe volvió a aparecer. Guerrón tomó la pelota. Joffre soltó el fogonazo, la estirada de Michel terminó por atajar el esférico. La fiesta fue total.

Con los 90 cumplidos, el Gran Pez cerró la obra. Martín escapó por la derecha, el cierre del “Maza” fue eludido, Freddy cedió para Caraglio, el pampero no perdonó.

No hubo para más. Dorados se jugará la vida ante el campeón, soñar no cuesta nada…