"Zurdo" Ramírez hace historia tras conquistar título supermedio; Valdez noqueó a Gradovich

Mexico, 2016-04-09 23:42:45 | Redacción ESTO

Foto: AP
Las Vegas, EUA, 9 Abr (Notimex).- El boxeador Gilberto Ramírez hizo historia al convertirse en el primer monarca mexicano en la división de los supermedianos, tras vencer por decisión unánime al armenio-alemán Arthur Abraham y arrebatarle el cetro de la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

El “Zurdo” se quedó con las tres tarjetas de los jueces, quienes lo vieron ganar los doce rounds (120-108), para proclamarse nuevo monarca en la pelea coestelar de la velada que se realizó en la MGM Grand Garden Arena en Las Vegas, Nevada.

Abraham se cubrió bien desde el inicio y aguantó los impactos del mexicano, quien respondió de buena manera cuando el campeón trató de hacerle daño. Desde los primeros episodios la gente manifestó su apoyo a ambos, aunque la primera porra en destacar fue la de Arthur.

Una potente derecha al rostro del europeo estuvo a punto de mandarlo a la lona, y aunque aguantó a pie firme, el “Zurdo” quiso aprovecharlo y se lanzó sobre su rival, quien recurrió a dos amarres antes de que lo salvara la campana.

Con buenas y veloces combinaciones, que no hacían el daño esperado, Ramírez tenía el control de la pelea, aprovechó su mayor alcance y se defendió de los impactos que lanzaba el “King”, que tuvo su mejor rollo en el sexto, cuando llevó a las cuerdas y castigó al mazatleco.

Pero en el séptimo Ramírez recuperó el control, moviéndose sobre el ring y conectando a Abraham, quien lucía cansado y poco efectivo cuando buscó impactar al retador. Los minutos pasaban y la única opción que tenía para defender el título era noquear.

El mexicano siguió cómodo con sus movimientos por todo el ring, con impactos a un rival que nada pudo hacer y que fue castigado en el ultimo episodio, y nunca puso en peligro al histórico mazatleco, que mejoró su récord invicto a 34-0, 24 nocauts y coronó una gran carrera con el cetro universal.

Por su parte, el también mexicano Óscar Valdez se lució al noquear técnicamente al “ruso-mexicano” Evgeny Gradovich a los 2:14 minutos del cuarto giro, con lo que se confirmó como una de las promesas más sólidas del pugilismo “azteca”.

Gradovich quiso imponer su experiencia desde el inicio, pero se encontró con un sonorense veloz que respondió con el jab para controlar a su oponente y que tuvo un gran segundo rollo para lastimar al ex campeón mundial.

Valdez mantenía el dominio y lo reflejó al provocar un corte que hizo sangrar a su oponente, y en el cuarto un zurdazo a la mandíbula fue suficiente para mandar a la lona a Gradovich, quien fue impedido por el réferi para seguir en la contienda.

El oriundo de Nogales, Sonora, y dos veces olímpico por México, se agenció el cetro NABO welter que estaba vacante y mejoró a 19-0 su paso invicto, con 17 por la vía rápida; Gradovich se quedó con 21-2-1, nueve nocauts.

En la pelea que abrió la cartelera “No Trump”, el de sangre mexicana José Ramírez defendió el cetro superligero Continental de las Américas del Consejo Mundial de Boxeo (CMB), tras vencer por decisión unánime a Manuel Pérez, además de alargar su invicto a 17-0.