CruzAzul

La Máquina de Tomás Boy, pierde velocidad

Mexico, 2016-04-10 16:52:46 | Redacción ESTO

¿TERMINÓ la inercia? ¿Las ausencias de Benítez, “Chaco” y Vázquez realmente merman en su totalidad al equipo? No se sabe, motivos y explicaciones pueden existir al único hecho real; el declive de Cruz Azul que dirige Tomás Boy.

Ni con Necaxa, ni con Dorados (que alarga su agonía en Primer División) los cementeros han podido mostrar superioridad y hacer valer el plantel de nombres como Joffre Guerrón, Ariel Rojas, Joao Rojas, Francisco “Maza” Rodríguez y compañía.

De los últimos cinco enfrentamientos, con 15 puntos en disputa, los celestes sólo han podido obtener cinco unidades gracias a dos empates y una victoria. Luego de vencer a Atlas en el Jalisco, lo que significó el primer triunfo de La Máquina fuera de casa, la escuadra del “Jefe” ha entrado en una etapa de letargo en la que sólo han visto un empate y dos derrotas que han calado y encendido las alarmas.

Fue el pasado 19 de marzo cuando el plantel de La Noria celebró su última victoria. Desde ese día, el buen augurio para el conjunto llegó, pues previo al duelo de semifinal ante Necaxa en la Copa MX, los cruzazulinos eran amplios favoritos sobre el cuadro de ascenso. Sin embargo, la sorpresa devino llegó luego de que en Liga MX los cementeros ofrecieron el 6 de abril un aburrido duelo ante Pachuca, sin forma, ni ataque, ni defensa ni nada; un enfrentamiento que pitaba para ser de las mejores batallas del certamen por el dinamismo de ambos conjunto, pero todo desapareció.

Con ello, se vinieron las bajas por lesión de Christian Giménez y Jorge Benítez en Fecha FIFA, además, en el juego ante los Tuzos, Víctor Vázquez se sumó al hospital celeste. Así llegó la ansiada pelea por el boleto a la final la Copa MX, pase que parecía estar en las manos de los de primera y que en 90 minutos se esfumó para ser propiedad de los hidrocálidos.

La derrota fue dolorosa y criticada, pues la ilusiones y expectativas eran altas, quizás fue un tropiezo y el Clausura 2016 es la verdadera encomienda para Cruz Azul, pero este sábado, el Gran Pez se encargó de exhibir las carencias del cuadro en su forma individual y conjunta. Al vencerlos con un contundente 3-0 que sirve para comenzar esta semana con un buen ambiente y no con el dolor de estar descendidos previo a la finalización de la campaña.

La Máquina parece estar a medio gas. Atrás quedó la contundencia en la que en promedio en cada juego, antes de la Fecha 12, aparecía con 2 anotaciones, pues ahora, al menos contra los hidalguenses y los culichis, la pólvora se mostró mojada.

Los cementeros vencieron por goleada al superlíder, Monterrey en la Jornada Ocho, además, empataron 1-1 ante Chivas, 3-3 con América (duelo en el que los azulcremas eran amplios favoritos) y 2-2 con Pumas.

Antes de la derrota de este fin de semana, Boy sólo tenía una caída y fue contra León en la tercera semana de la campaña. Incluso, en la Copa MX fueron líderes en la fase de grupos con solamente una derrota de seis juegos y fue hasta en semis cuando terminaron la aventura.

Eso sí, la clasificación aún está presente en el panorama celeste, hoy amanecieron en la sexta posición con 19 unidades, aunque de continuar con este paso podrían quedar fuera por la inercia que podrían tener equipos como Tijuana, Chivas, Puebla o Pumas.