¡Fue más fiera! León se impone a Pumas en el duelo de felinos

Mexico, 2016-04-10 21:16:11 | Miguel Ángel Mujica

POR MIGUEL ÁNGEL MÚJICA/@MigueleldelEsto

FOTOS: MARTÍN MONTIEL Y ÓSCAR RAMÍREZ/@Oscar82RM

LA esbelta figura y el valor que el título de la Copa Libertadores tiene ha enamorado a Pumas. En su cabeza solamente hay espacio para un trofeo, la Liga MX ya pasó a segundo plano.

No se puede negar, el sueño Libertador inunda la mente auriazul, su fiereza está guardada para el torneo continental, la competencia local, tarde o temprano, pasará a segundo término.

Anoche, la UNAM prácticamente se olvidó de campeonato liguero. Con garras chatas y con lapsos de poco futbol, Universidad demostró que prefiere triunfar en el extranjero que retornar a la Liguilla, luego de caer ante León por 1-2.

Con un equipo que en su mayoría era suplente, los felinos no tuvieron respuesta ante un Fiera que aprovechó sus oportunidades para llevarse los tres puntos.

Ojalá que el enamoramiento y el futbol le de para llegar lejos en Sudamérica, porque corren el riesgo de quedarse sin una… Ni o otra.

EL JUEGO

El romanticismo que existe entorno a la Libertadores distrajo a Pumas desde un principio. Errores infantiles le costaron irse abajo en el marcador. Van Rankin regaló el balón en la salida, Burbano no despreció el obsequio de Josecarlos, con definición cruzada el “Piri” puso adelante a La Fiera en los primeros minutos del choque.

El rugido esmeralda dejó tambaleante a Universidad. Sus garras se asomaron, el segundo zarpazo llegó. Elías le puso un “bombón” a Moralez, el “Frasquito” se abrió para regalar una definición espectacular, Maxi la prendió ante un anonadado Palacios. ¡Golazo del argentino!

Dominante, el rey del Bajío apeló a un toque dormilón, a tal punto que regalaron el balón.

El sol desapareció y como últimamente -en su mayoría en Libertadores- en el Olímpico se desató un felino feroz.

A base de corazón, la UNAM regresó al encuentro. Fuentes desbordó por derecha, Luis mandó centro que la zaga guanajuatense despejó. Cabrera prendió el rebote, Yarborugh tapó, pero con “Alegría”, Fidel acercó a la UNAM.

Con la promesa de un gran complemento, el silbato de Guerrero mandó a ambos al descanso.

Memo no especuló, con ansiedad y sin miedo a los contragolpes esmeraldas, mandó a sus pilares ofensivos a la cancha. Matías Britos, Luis Quiñones y Lalo Herrera mostraron los colmillos.

León no “flaqueó”, Juan Cuevas le dio solidez al medio campo. La Fiera fue más peligrosa que los universitarios. Moralez tuvo una, el “Patrullero” Hernández otra y Boselli una tercera, “Pikolín” Palacios mantuvo hasta el final vivo a su equipo.

El embate auriazul se esperó, aunque su gente, técnico y compañeros en la banca jamás lo observaron.

Sosa no anduvo en su día, Britos se perdió entre Novaretti y Burdisso, Quiñones tuvo ganas, no precisión y Herrera no tuvo alguien que le generara jugadas. En general jamás supieron volver en el marcador.

El reloj expiró. No hubo para más, la Liguilla se ve lejana en Ciudad Universitaria, el torneo más importante del continente debe ser prioridad.