Manny Pacquiao: La película de Imagen Pública

Mexico, 2016-04-12 17:26:24 | Redacción ESTO

Por Gianna Siervo

Consultora en Imagen Pública.

La imagen pública es formada por todos los elementos de comunicación que emitimos que se convierten posteriormente en los estímulos en la mente de los demás que van a etiquetar y definir cómo somos.

Manny Pacquiao a lo largo de su carrera dio muchos estímulos diferentes e igual de importantes que nos dicen que es un hombre polifacético, con resultados en sus objetivos, familiar y sumamente espiritual o más bien religioso.

La correcta construcción de su nombre artístico, coherente con su actividad profesional en el boxeo, lo relacionó con un personaje de los videojuegos ya posicionado en la mente de los demás, lo que hizo fácil su recordación, además, ya que “Pacman” no tiene ninguna asociación negativa como nombre, causó un efecto positivo en las audiencias.

La imagen del boxeador que utilizan las películas de Hollywood fueron los estímulos que forjaron la imagen de Pacquiao, un individuo de bajos recursos, que se va desde muy chico de su casa, pasa necesidades y encuentra en el box, con sus exitosos resultados, la puerta del éxito.

La esposa de Pacman también fue un estímulo de su imagen y es también un elemento bastante usado en las escenas dramáticas de diferentes películas de este rubro, la mujer a la que se le dedican los éxitos y quien sufre cuando los golpes perjudican al campeón.

Su religiosidad fue bastante notoria, después de las peleas, momento que Manny aprovechaba para inclinarse en su lugar del ring enfrente de las cámaras y de todo el público, esto lo posiciono en la mente de las audiencias como una persona de fe.

Sus multifacéticas ocupaciones; político, cantante, boxeador y hasta actor, y con importantes resultados en más de una de estas actividades convirtieron al filipino en uno de los personajes más importantes en influyentes de su país.

Por supuesto que, ante tantos elementos de imagen que cuidar, diferentes crisis lo han llevado al ring de la opinión pública; como el escándalo que lo inculpaba de fraude fiscal, su relación de amistad con una expresidenta que cayó bajo arresto por supuestos delitos de fraude electoral y corrupción.

Pero su manera elocuente de salir de esta situación, con declaraciones que parecían muy creíbles, tanto por su expresión corporal como con el tono que utilizaba en la expresión verbal de sus discursos, lo libraron de estas acusaciones.

Su religiosidad también fue causa de polémicas, al momento en el que el boxeador declaraba que “los gays son peores que los animales” afirmación que se le adjudicó a la fama que tienen algunas religiones de volver intransigentes a ciertas personas, elemento que se le añadió al boxeador.

El discurso que realizó para disculparse con sus audiencias, lejos de ser creíble y aceptado, por sus elementos cerrados de comunicación no verbal, los brazos cruzados durante toda la grabación, no lo rescataron de una imagen como “homofóbico”.

Sus intentos en la actuación y en la música fueron elementos que generaron mucha risa y gracia en las audiencias, pero pasaron rápidamente desapercibidos no sólo por su falta de conocimiento en estos ámbitos, sino también por el posicionamiento de su imagen como boxeador.

Ahora esta estrella se despide de los escenarios del boxeo dejando una huella en la historia del ring por sus buenos resultados en este ámbito, dejando en el recuerdo de sus audiencias muchas emocionantes que lo calaron incluso como uno de los protagonistas de un encuentro al que se le adjudico como “la pelea más importante del siglo” junto a Mayweather.

Ahora nos queda esperar el futuro cercano de este hombre polifacético y su próxima cruzada de imagen pública.

 

Correo: giannasf@hotmail.com

Twitter @Gianna siervo

Facebook Instagram: Gianna Siervo