Dueña del Olympique de Marsella pone a la venta el club

Mexico, 2016-04-13 12:30:38 | Redacción ESTO

La propietaria del Olympique de Marsella (OM), la multimillonaria rusa Margarita Louis-Dreyfus, anunció hoy que ha puesto en venta este histórico club francés, entrenado en la actualidad por el español Míchel.

Según un mensaje enviado a medios de comunicación franceses, Louis-Dreyfus, propietaria del equipo desde 1996 junto a su difunto marido, declara que ha “decidido vender el club al mejor inversor posible”.

El equipo atraviesa un delicado momento deportivo, muy lejos de puestos europeos en la Ligue 1, donde pena en el puesto 14 de la clasificación, a seis puntos del descenso.

La plantilla marsellesa está siendo muy cuestionada por la afición y los medios, al igual que su entrenador, quien fue recientemente ratificado en su cargo hasta final de temporada por la propia Louis-Dreyfus.

“Comprendo la frustración de no ver que el OM puede ser competitivo a este nivel y os informo que he tomado la decisión de ceder el club al mejor inversor posible a largo plazo”, señala el comunicado.

Agrega a continuación que “el precio no es mi primera preocupación, sino que la capacidad del nuevo accionista para construir un equipo que gane al más alto nivel es esencial”, por lo que, apunta, ha pedido a sus consejeros que se ocupen de ello.

Louis-Dreyfus explica que cuando encuentre un comprador informaré al alcalde de Marsella y a los aficionados.

Según apunta el diario “L’Équipe”, el presidente del club, Vincent Labrune, ha recibido ya decenas de propuestas más o menos serias, e incluso se reunió en marzo con un banquero italiano, Victor Pablo Dana, que asegura representar a inversores emiratíes.

La dueña del OM recuerda en su comunicado que ha invertido a título personal “varias decenas de millones de euros” en los últimos años, y que siempre se ha ocupado del club, especialmente tras la muerte de su entonces marido, Robert Louis-Dreyfus, en 2009.

La millonaria rusa se muestra “orgullosa” de los éxitos del equipo en este tiempo, como la Liga conseguida en 2010, y dice que “no culpa a nadie por los pobres resultados de esta temporada”, cuya plena responsabilidad asume.

Finaliza su mensaje mostrando su confianza en que el equipo pueda aún alzar esta temporada la Copa de Francia, donde se enfrenta en semifinales al Sochaux. EFE