Layla McCarter se inspira en JC

Mexico, 2016-04-15 11:28:16 | Redacción ESTO

Foto: Jesús Téllez

DOS triunfos sobre la canadiense Jelena Mrdjenovich, actual campeona universal pluma del WBC y la WBA, y un empate con la legendaria mujer-marca Alicia Ashley, definen la calidad de la güera estadounidense Layla McCarter, quien visitó ESTO. Aquí, nos confesó que tiene 36 años y la verdad es que luce muy joven, y fuerte.
Acompañada de su entrenador, el chileno Luis A. Tapia, a quien conoció en el gimnasio de Johnny Tocco -ya desaparecido- en Las Vegas, nos dijo que este sábado peleará en la Arena Neza contra la mexicana Yolanda Segura, a 10 rounds en superligero, aunque su real división es una de menor peso.
McCarter, de 1.60 metros de estatura, práctica distintas artes marciales desde los ocho años de edad, y eso incluye kick boxing y Muay Thai. Asegura que distintas boxeadoras y campeonas del mundo no quieren enfrentarla, por lo que mostró respeto y admiración por Yolanda Segura, quien aceptó sin dudarlo.
Esa será la contienda estelar que presenta LC Promotions con el patrocinio de Eyca Total Security.
“Quise venir porque busco actividad. Incluso, cuando era campeona del mundo me costaba exponer mis títulos, por falta de rivales”, comentó McCarter. Hace un año que no sostiene una pelea de boxeo, pero ha estado activa en otras disciplinas.
Layla (36-13-5, 8 KOs) se impuso en dos de tres pleitos a Jelena Mrdjenovich, quien ganó por puntos el segundo. Layla explica que se fracturó el antebrazo izquierdo a mitad del encuentro, por un golpe a la cabeza, pero en un tercer duelo castigó muy duro a la famosa peleadora de Canadá y volvió a doblegarla.
Con Laura Serrano, en superpluma. perdió una protestada decisión dividida que fue abucheada por el público del Fórum de Inglewood, el 26 de julio de 1999, según la ciberpágina WBAN.
Luego de esa pelea se trasladó en forma definitiva -en 2000- a Las Vegas, donde tuvo un muy duro comienzo y realizó varios trabajos, entre ellos lavar carros. Algunas de sus peleas las tomó como emergente o las cumplió con una mano lesionada.
Su boxeador favorito es JC Chávez, y también admira a Juan Manuel Márquez. Evocó a Salvador Sánchez, de quien dijo que el accidente carretero mortal le impidió mostrar todo su potencial.
“Hago muchas cosas que Chávez hacía en el ring. Él golpeaba mucho al cuerpo y yo hago lo mismo. Muchas boxeadoras pegan sólo al rostro; en cambio, me gusta golpear al cuerpo y rematar a la cara. Antes me movía más, ahora soy más combativa y domino el contragolpe”, puntualizó.
Luis A. Tapia afirmó: “Layla se enfrenta a quien sea, no importa el peso. Hemos dado la oportunidad de que las rivales escojan la división, vamos a sus países, y ni así. Hay campeonas que no quieren verla, ni pelear con Layla, entre ellas, Érica Farías (argentina campeona superligera del WBC) y otras de Argentina. Le lanzamos el reto a Hanna Gabriel (monarca superwelter de la WBO) y tampoco quiso”.
El promotor Luis Andrade y el matchmaker Hugo Correa dijeron que el costo de los boletos para esta función es de 100 pesos.