Con un toque de drama, los Rockets vencen a los Warriors

Mexico, 2016-04-21 23:42:50 | Redacción ESTO

Foto: AP

HOUSTON.- Con la ausencia de Stephen Curry por una lesión en el tobillo derecho, los Rockets de Houston aprovecharon su oportunidad al derrotar con una canasta sobre el final de James Harden, 97-96, a los Warriors de Golden State y ponerse 1-2 en la serie de primera ronda en la Conferencia del Oeste.

Sin su mejor jugador en la duela, los Warriors vieron mermado su poder ofensivo. Pasaron de promediar más de 110 puntos en los dos encuentros previos a quedarse con 96.

Con la ausencia de Stephen, los pupilos de Steve Kerr abandonaron su juego perimetral y buscaron sorprender en la pintura, estrategia que les llegó a funcionar tras el gran partido del suplente Marreese Speights. El centro de los Warriors contuvo a Dwight Howard a la defensiva y al ataque explotó con 22 puntos, la máxima cifra de su carrera.

Sin el MVP en la vereda de enfrente, James Harden obtuvo el protagonismo que le exigía su equipo. El estelar alero de los Rockets respondió con 35 unidades, nueve asistencias y ocho rebotes.

Houston mostró sus credenciales desde el salto inicial, sacó una ventaja de 13 tantos en el primer parcial y se fue al descanso con diferencia de siete (55-48).

Para el complemento, los Warriors volvieron a sus bases y lograron ponerse a un tanto de su rival, quien se aferraba a la figura de Harden para mantener a raya al mejor conjunto de la liga.

Los Rockets estiraron la diferencia hasta ocho unidades a falta de cinco minutos, momento en el que reaccionó Golden State. Una seguidilla de 11-2 le dio la vuelta al marcador (91-92). El Toyota Center se transformó en un cementerio. Con toda la presión en sus espaldas, Michael Beasley convirtió cuatro tiros libres para darle vida a su equipo.

Los monarcas de la liga recuperaron la ventaja (96-95) tras una entrega de Houston y cuando parecía que iban a obtener el tercer triunfo de la eliminatoria, se agigantó la figura de Harden. El #13 local anotó la canasta de la victoria de falta de dos segundos para amarrar el partido.

De manera cardiaca Houston se mantiene en pelea y le propinó a los Warriors su primer descalabro en la postemporada.