Veracruz se impone y deja a Cruz Azul al borde del fracaso

Mexico, 2016-04-22 23:50:01 | Redacción ESTO

TONATIUH G. TRUJILLO
FOTOS: ERIK ESTRELLA
ENVIADOS ESPECIALES

VERACRUZ.-  LA Máquina tomó la vía más rápida al fracaso…
Este viernes, las alarmas se encendieron en La Noria, pues todas las esperanzas puestas en Tomás Boy se vinieron abajo ya que La Máquina nuevamente decepcionó a sus aficionados.
Anoche Cruz Azul prácticamente quedó eliminado de la Liguilla luego de caer 2-1 ante un Tiburón que mostró mayor vergüenza deportiva y de esa forma los celestes sumarían su cuarto torneo si clasificar. Además este descalabro pone en serios aprietos a los cementeros, ya que para el próximo torneo estarán inmiscuidos en la pelea por el descenso.
Los “bueno” de este descalabro fue el regreso goleador de Jorge Benítez, así como del “Chaco”, quien tras la fractura en el pómulo volvió a jugar.
Asimismo, Boy dejó en claro que sólo fue un roce con Vuoso, pues volvió a utilizarlo.

COLISIÓN CELESTE
La fauces del fracaso mordieron despiadadamente a Tomás Boy.
El “Jefe” se llevó las manos a la cabeza, se meció la cabellera e intentó arrancarla de un tirón. El enojo era inmenso ya que Cruz Azul cayó en la trampa del Tiburón.
Tras el silbatazo inicial de Paul Delgadillo, La Máquina intentó imponer condiciones en la cancha, pero los escualos mostraron mayor vergüenza deportiva e inmediatamente Peñalba, Meneses y Cid sometieron a Víctor Vázquez, Rafel Baca y Aldo Leao, quienes únicamente corrieron de un lado a otro, cortando la salida de los medicampista con sus artilleros, situación por el cual el duelo se convirtió en una encarnizada lucha por la pelota en la mitad del campo.
Conforme los minutos pasaban, los escualos empujaron con mayor potencia, por lo que Chuy Corona tuvo que emplearse a fondo en un par de ocasiones para evitar la caída de su marco, así que se convertía en el héroe de la noche.
El primer lapso estaba agonizando y fue el momento en el que los Tiburones tiraron su red para pescar a los celestes.
En una absurda falta lejos del área, “Keko” Villalva alzó la mano, eso indicaba que era una jugada ya trabajada en la semana. Daniel tiró un centro templado a media luna, el cual fue peinado por Leo López y gracias a ese ligero desvío la zaga celestes picó el anzuelo y dejó pasar la pelota hasta segundo poste donde el “Emperador del gol” llegó a empujar la pelota en el arco celestes, por lo que el Luis “Pirata” Fuente se convirtió en un manicomio.
Tras la anotación jarocha, Boy Espinoza regañó iracundamente a sus pupilos, quienes despertaron con los alaridos de Tomás y estuvieron a punto de irse al vestidor con los cartones igualados, pero desgraciadamente la genialidad del “Conejo” Benítez  se quedó en el travesaño, para de esa forma Delgadillo finalizar el primer lapso.

ADIOS LIGUILLA
Durante el entretiempo el “Jefe” alzó la voz y con energía le recordó a su equipo que se jugaban las últimas cartas para clasificar a la Liguilla, situación por la cual los celestes brincaron al campo dispuestos a recomponer el camino.
En pocos minutos los celestes se impusieron, por fin tocaron la pelota de un lado a otro, abriendo la cancha y generando peligro sobre el marco del “Matute”, quien ordenaba a su zaga para evitar más peligro, hasta que por fin el “Conejo” de la suerte brincó para La Máquina.
En una estupenda triangulación, Rojas cedió la pelota para Benítez, quien tocó de primera intención para Leao, quien ante la salida de García le devolvió el dulce al paraguayo para que festejara su octavo gol del torneo, situación que enorgulleció al “Jefe”, que inmediatamente se levantó de su banca para aplaudir lo hecho por sus jugadores y robarse los abucheos de los jarochos.
El 1-1 en el marcador tornó el duelo en un vaivén de emociones, en donde los guardametas se portaron a la altura y evitaron que su marco fuera nuevamente vulnerado.
El regresó del “Chaco” se dio y así La Máquina mostró mayor personalidad, al grado que Giménez estuvo a dos dedos del “Matute” de poner en ventaja a los cementeros. Con una Máquina agrandada, Veracruz optó por otra jugada pre fabricada, la cual mató a los de Boy Espinoza. En un largo saque de manos, Albin puso el segundo en el marcador. Si, Juan Ángel aprovechó la peinada de Cervantes y el descuido de la zaga celeste para doblegar a Chuy.
Con el tanto jarocho, Boy comenzó a mover sus piezas. El “Jefe” quiso demostrar que limó asperezas con Vuoso, por lo que Matías ingresó al campo, pero en los minutos que estuvo, el “Toro” no brillo.
Los minutos corrieron y La Máquina intentó igualar el marcador, pero sus intentos fueron en vano, nuevamente perdieron y complicaron su boleto a la Liguilla, por lo que el “Jefe” toca la puerta de su segundo fracaso consecutivo luego de perder en la semifinal de la Copa MX.