Luis Fernando Tena descarta ser un técnico frío

Mexico, 2016-04-25 21:34:56 | Redacción ESTO

LEÓN.- Si Luis Fernando Tena parece ser un entrenador frío en la banca al no festejar los goles de su equipo es por una razón: “Ya estoy pensando en lo que viene”, declaró el domador de La Fiera.

El “Flaco” aseguró ser un estratega con carácter, que tiene su forma de expresarlo para con los suyos.

“A mí me critican mucho porque no festejo los goles, pero cae un gol a favor nuestro y ya estoy pensando en lo que sigue, no puedo festejar de más, si en el silbatazo final uno quiere salir corriendo y eso ya no se ve bien, pero uno lleva la satisfacción por dentro cuando el equipo jugó bien y ganó”, declaró en entrevista para la Liga MX.

Tena precisó que siempre ha tratado de ser una persona tranquila tanto dentro como fuera de la cancha.

“Trato de estar tranquilo, es obvio que si uno está lo más tranquilo que se pueda puede tomar mejores decisiones a la hora de los cambios, en fin, trato de estar tranquilo, mi temperamento es así, no mi carácter, son dos cosas diferentes, el carácter hay que formarlo día a día y con el temperamento se nace, trato de estar tranquilo, no siempre se puede”.

De igual forma reiteró que su objetivo con el León es tener un cuadro que ataque mucho y que reciba pocos goles.

“Todos los técnicos queremos un equilibrio y después hay que respetar una vocación ofensiva que el León tiene desde hace mucho tiempo, tenemos jugadores de ataque, de mucho peso, que en automático van al frente y con una gran capacidad. Sí queríamos no recibir tantos goles, el León el torneo pasado fue de los equipos que más metió y también de los que más recibió, obvio uno quiere mantener ese ponche ofensivo pero estar más sólidos atrás”.

Mientras que de la afición, opinó:

“Siempre está el estadio lleno o casi lleno, una afición que sabe y exige, saben, una afición especial, estuvieron 10 años en la división de ascenso, después subieron a primera y ganaron dos títulos, es una afición muy especial porque a ninguna le pasa eso, entonces, muy pronto se acostumbraron a ganar, hay una gran identidad y es una afición conocedora y exigente”.

Por otro lado, recordó el porqué y el cómo se hizo DT luego de retirarse como futbolista.

“Yo me dí cuenta que tenía la vocación porque por ejemplo cuando estaba en las Chivas estaba mucho tiempo en la banca y yo siempre quería aportar, analizar y siempre dialogaba mucho con Alberto Guerra, que era nuestro técnico, él mismo me dijo que creía que podría ser un buen técnico, cuando vine al Atlante platicaba mucho con Manolo Lapuente y también me decía que podía ser un buen técnico, y ahí empecé a hacer el curso de entrenador, ya pensaba como técnico cuando era jugador.

Después de que me retiré, a los 31, a los 37 años era trabajar con jóvenes y fui auxiliar de Lapuente en la Selección, de Meza y Prieto en Cruz Azul, hasta que me tocó la oportunidad, fueron casi seis años de espera que son muy buenos, yo no creo que haya porque tener prisa. Los que no fuimos grandes jugadores tarda más el proceso que creo que a la larga es benéfico”. (Omar Oseguera Acevedo/ESTO Del Bajío)