América, a dar el tiro de gracia; Tigres va por un milagro

Mexico, 2016-04-27 08:00:40 | Redacción ESTO

En general, aunque los elementos del club guardan la proporción y asumen la postura política que viene al caso, el americanismo se saborea otro título para sus vitrinas. Con una ventaja de dos goles sobre los Tigres, el América tiene ante sí la posibilidad de ser el máximo ganador en la Concacaf al llegar, de darse el caso, a siete campeonatos.

Claro que para eso primero tiene que finiquitar lo que comenzó en el Universitario de Nuevo León con otro partido lleno de orden y si se les presenta la oportunidad, de contundencia. Sobre todo el orden, porque los felinos llegarán al estadio Azteca en busca de marcar lo más rápido que puedan para bajar el nivel de ansiedad e ir por la voltereta, que sería histórica.

El equipo que dirige Ricardo Ferretti necesita ganar por dos goles para mandar la serie a los tiempos extra y de ser necesario a los penaltis. Un gol del América obligaría a los felinos a tener que ganar por tres goles de diferencia.

Para ello, los universitarios mandarán al terreno de juego lo mejor que tienen, aunque lo hicieron el partido anterior y algo sucedió que volvieron a perder la contundencia y cayeron en errores de marca que permitieron a los emplumados sacar ventaja.

Por su parte, Ignacio Ambriz ya recupera a la mayoría de los elementos que no vieron acción en el partido de ida. No tendrán a William da Silva porque ya jugó con el Querétaro y aguantarán hasta lo último para saber si Paúl Aguilar está al cien por ciento.

Como sea, se espera un partido de mucho tránsito en el mediocampo y demasiado juego en las áreas. Las Águilas, más acomodadas por la ventaja en el global y el estilo que le ha impuesto su técnico, tendrán la oportunidad de manejar el tiempo y la psicología de un rival que cuenta con futbolistas, que aunque experimentados, todavía tienen cierta deuda en momentos como el que viven, y si no, hay que recordar la final de la Copa Libertadores ante el River Plate y cómo se les complicó la final de liga, del torneo pasado, cuando visitaron a Pumas.

Ese es el pendiente de los Tigres y lo que esta noche se espera que resuelvan para que el último partido de esta edición de la Liga de Campeones de la Concacaf corresponda a lo que está en juego.

Gignac contra Peralta, Sóbis contra Darwin, Sambueza contra Aquino son parte de los duelos que se tendrán en la cancha del Azteca. Hay que recordar que el partido de ida quedó caliente por una supuesta burla de Osvaldo Martínez a la que Guido Pizarro respondió de inmediato. Si se dejan de eso y juegan lo que saben, seguro habrá mejor espectáculo que ver a dos futbolistas uno tras otro en medio de reclamos.

El antecedente más reciente de una final entre estos dos fue en el Apertura 2014, cuando los universitarios llegaban a la capital del país con ventaja de un gol y después de minutos de tensión en el inicio del partido de vuelta, las Águilas le dieron la vuelta al marcador y festejaron su título 12 en la liga loca, para convertirse, también, en el máximo ganador de la historia.

En más de la historia y estadística entre estos dos, hay que recordar el pasaje del Apertura 2005, cuando los norteños llegaron al Azteca con desventaja de dos goles por los cuartos de final de dicho torneo y con una gran actuación de Walter Gaitán, le dieron la vuelta al marcador para avanzar a la siguiente ronda. Nada en este historial es, por fuerza, algo que se tenga que cumplir hoy, pero enriquecen el duelo que ya de por sí, por sus protagonistas, es de lo más esperado en esta recta final de la competencia.